Curatela, defensor judicial, asistencia y rehabilitación de la patria potestad

Publicación: Octubre 2014

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Familia y Sucesiones

ISBN: 978-84-1332-329-9

Precio: 25 € + IVA Comprar

Referencia: 1881 · Id Edición: 13177

La curatela está concebida como una figura más flexible que la tutela para los casos de declaración parcial de la incapacidad. El Tribunal Supremo, recogiendo el contenido de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, señala, entre otras en la Sentencia de 11 de octubre de 2012, (SP/SENT/693492) que la curatela es "un modelo de apoyo y de asistencia", y debiendo respetarse el "superior interés de la persona con discapacidad, que, manteniendo la personalidad, requiere un complemento de su capacidad, precisamente para proteger su personalidad".
El defensor judicial es otra figura que responde también a la necesidad de protección del incapacitado. Procederá su nombramiento mientras se resuelven el de tutor o curador, o cuando exista un conflicto de intereses con el tutelado, por ejemplo en la partición de bienes de la herencia o en la compraventa de un bien.
Finalmente, la rehabilitación de la patria potestad se produce cuando el incapacitado judicialmente es mayor de edad, siempre que se proteja de esta manera su interés, y tiene lugar a favor de quien le correspondería el ejercicio de la patria potestad si el hijo fuera todavía menor. Por el contrario la prórroga de la patria potestad se produce cuando ha cumplido la mayoría de edad.

Contenidos de esta publicación:

  •   Nota de presentación

  •   Curatela

  •   Defensor judicial del incapacitado

  •   Asistencia. Nueva figura legal

  •   Rehabilitación de la patria potestad

  •   Prórroga de la patria potestad