CARGANDO...
Brand
  • Clasificadores del documento
    • ADMINISTRATIVO
        • Derecho administrativo especial
            • Derecho electoral

Opinión. Junio 2019

SP/DOCT/82011

¿Cómo se garantiza el ejercicio de sufragio activo “consciente, libre y voluntario” para personas con discapacidad intelectual?

Maravillas López Egea Redacción Jurídica de Sepín Administrativo

RESUMEN La Ley Orgánica 2/2018, de 5 de diciembre, para garantizar el derecho de sufragio de todas las personas con discapacidad, supone un incuestionable avance social al reconocer o rehabilitar en el derecho de sufragio activo a las personas con discapacidad intelectual, si bien su aprobación conlleva problemas interpretativos sobre cómo ha de garantizarse el ejercicio del sufragio activo “consciente, libre y voluntario”. Con la cercanía de varios procesos electorales esta primavera, la Junta Electoral Central ha publicado la Instrucción 5/2019, de 11 de marzo, que viene a resolver todas estas cuestiones… o no.

La Ley Orgánica 2/2018, de 5 de diciembre, para garantizar el derecho de sufragio de todas las personas con discapacidad introdujo importantes novedades, previamente analizadas en nuestro post "Las personas con discapacidad intelectual ya pueden votar", en la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General en una triple vertiente:
1. Por un lado, suprime los párrafos b) y c) del apartado 1 del artículo 3, que establecía que carecían de derecho de sufragio "los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial firme, siempre que la misma declare expresamente la incapacidad para el ejercicio del derecho de sufragio"; y "los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial, durante el periodo que dure su internamiento, siempre que en la autorización el juez declare expresamente la incapacidad para el ejercicio del derecho de sufragio".
2. En segundo lugar, establece que ya no será necesario que los Jueces o Tribunales que entiendan de los procedimientos de incapacitación o internamiento se pronuncien expresamente sobre la incapacidad para el ejercicio del sufragio, sino que a partir de ahora "toda persona podrá ejercer su derecho de sufragio activo, consciente, libre y voluntariamente, cualquiera que sea su forma de comunicarlo y con los medios de apoyo que requiera".
3. Finalmente deja sin efecto
las limitaciones en el ejercicio del derecho de sufragio establecidas por resolución judicial fundamentadas jurídicamente en el apartado 3.1. b) y c), reintegrando plenamente en el ejercicio de este a las personas a las que se les hubiere limitado o anulado su derecho de sufragio por razón de discapacidad.Pues bien, en vista de los problemas interpretativos surgidos a raíz de cómo se ha de garantizar el ejercicio d

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

Formación Recomendada

Productos Recomendados