CARGANDO...
Brand
  • Clasificadores del documento
    • CIVIL NUEVO
        • OBLIGACIONES Y CONTRATOS
            • Contratos
                • Disposiciones Generales
                    • Cláusulas Contractuales
                • Requisitos
                    • Causa
                        • (*General) Causa
    • CONSUMO
        • Casuística
            • Vivienda
    • INMOBILIARIO
        • Otros Contratos Inmobiliarios
            • Intermediación Inmobiliaria

Artículo Monográfico. Marzo 2018

SP/DOCT/73369

La "hoja de visita" como fuente de obligaciones entre consumidor y agencia inmobiliaria

Juan Carlos García Calero. Editor jurídico OCU- Fincas y casas

I. La situación de hecho
Una persona busca vivienda para alquilar. Tiene dos opciones:
a) Acudir a una agencia inmobiliaria para encargar a esta que le busque una vivienda para alquilar con determinadas condiciones: localización, características, precio... En este supuesto existe un encargo de mediación a la agencia, encargo que debería incluir unos términos precisos sobre el objeto de búsqueda y sobre las condiciones y honorarios a cobrar por la agencia en caso de tener éxito en su gestión. Desde el punto de vista del código civil este encargo no tiene que respetar una forma predeterminada, pero cuando el contratante es un consumidor, existe una legislación específica en materia de protección al consumidor en arrendamientos de vivienda que se debería respetar. Este no es el caso que se comenta en este artículo. La agencia tiene derecho a cobrar por los encargos que se le hagan.
b) Realizar la búsqueda por su cuenta, a través de portales de anuncios inmobiliarios o de otros modos por los que se publicitan viviendas de alquiler. Es el inquilino quien discrimina los anuncios que le interesan y concierta directamente una visita (generalmente por teléfono o a través de Internet) para ver el inmueble y negociar los términos del arrendamiento. Muchos inquilinos optan por esta búsqueda directa, porque se consideran capacitados para encontrar su vivienda y porque prefieren realizar ese trabajo y ahorrarse un gasto añadido, la comisión a un mediador. Hasta aquí todo es comprens
ible. Pero la situación que se estudia en estas páginas es la que está al orden del día, y consiste en que, a pesar de haber realizado la búsqueda por su cuenta, el inquilino se ve forzado a pagar una comisión a una agencia como consecuencia de la firma de un documento llamado "hoja de visita", "boletín de visita", "parte de visita", o similar. Estamos hablando de una relación entre un consumidor y una empresa.<div c

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave