La condena en costas: criterios de imposición en declarativos, procesos especiales y ejecución

La condena en costas: criterios de imposición en declarativos, procesos especiales y ejecución

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Proceso Civil

Publicación: 2 / 2016

ISBN: 978-84-1332-523-1

Editorial: SEPIN

Referencia: 3053

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Debido a que la regulación de la condena en costas de los art. 394 a 398 LEC se revela como claramente insuficiente, analizamos todas las dudas que suscita


Condena en costas: seguimiento esquemático
Condena en costas
Condena en costas: artículos comentados
Comentario Introducción al CAPÍTULO VIII-De la condena en costas. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 394. Condena en las costas de la primera instancia. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 395. Condena en costas en caso de allanamiento. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 396. Condena en costas cuando el proceso termine por desistimiento. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 397. Apelación en materia de costas. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 398. Costas en apelación, recurso extraordinario por infracción procesal y casación. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Condena en costas: ¿qué opinan los expertos?
En la tasación de costas, ¿se incluye el IVA?
30 cuestiones polémicas en materia de costas
Desistimiento en los recursos: especial referencia a las costas
¿Deben imponerse las costas en los casos de desistimiento? Urge la unificación
Derechos del procurador: fin a una limitación poco y mal justificada
Costas: supuestos conflictivos en ejecución
Las costas en los procesos de ejecución: respuestas a cuestiones conflictivas
Condena en costas: formularios
Solicitud de imposición de costas en allanamiento por mala fe al existir mediación previa
Escrito del oponente interesando la condena en costas del juicio monitorio por no haber interpuesto el acreedor demanda de juicio ordinario
Escrito instando se condene en costas en caso de pago
Condena en costas: cuestiones polémicas
A efectos del art. 394.3, ¿qué debe entenderse por litigar con temeridad?¿conductas durante el proceso, con anterioridad o ambas?
Si el demandado de desahucio atiende al requerimiento y desaloja el inmueble, ¿el decreto de terminación deberá condenar en costas? ¿Y si paga?
En caso de condena en costas del demandado, los honorarios del abogado del demandante, ¿debe abonarlos la aseguradora de RC del demandado o la aseguradora de defensa jurídica del demandante?
Alegado un litisconsorcio y estimado por el Juez conforme al art. 420, si luego la sentencia no condena a los llamados como litisconsortes, ¿quién debe abonar las costas de estos?
Estimada la impugnación de la tasación por excesivas, ¿deben imponerse las costas al letrado cuyos honorarios se han declarado excesivos?
Siendo varios los condenados en costas, ¿el pago de las mismas debe hacerse de forma solidaria o mancomunada?
¿Basta con la solicitud de costas para que no se entienda consentido el desistimiento a los efectos del art. 396.1 LEC?
Teniendo en cuenta el Auto de la AP de Málaga, Sec. 6.ª, de 26/10/2005, en los monitorios de propiedad horizontal, el límite del tercio en las costas, ¿es aplicable sólo a los derechos de abogado o también a los del procurador?
Si se estima cuestión de competencia territorial por declinatoria y se condena en costas, ¿a quién corresponde su tasación y ejecución? ¿Al Juzgado que estimó la declinatoria o al que recibe la competencia?
Respecto a la situación del interviniente provocado que comparece en el proceso conforme al art. 14, ¿puede ser condenado incluso con costas? Y si no comparece una vez emplazado, ¿cuáles son las consecuencias?
¿Bajo la LEC 1/2000, existe obligación de los demandados (antiguo art. 531 de la LEC de 1881) de litigar bajo la misma dirección letrada si alegan idénticas excepciones procesales? ¿qué consecuencias acarrearía para el condenado al pago de las costas?
Recurso de Casación. Infracción de ley Revisión casacional de los juicios de valor TS 374/2008, de 24 de junio SP/SENT/171055
Condena en costas: soluciones jurisprudenciales
Condena en costas
Aspectos generales
Finalidad de la condena
Aunque la condena en costas va dirigida a resarcir al vencedor de gastos originados en el pleito incluyéndose honorarios de letrado, la minuta incluida en la tasación debe ser una media ponderada y razonable dentro de los parámetros de la profesión
El objetivo es evitar que la parte que ha visto reconocido sus derechos sufra un perjuicio patrimonial por el hecho de acudir a la vía procesal
Finalidad de las costas procesales, resarcir a la parte a cuyo favor se ha resuelto y reconocer a la parte que ha sido absuelta el derecho a repercutir contra el demandante los gastos provocados por su llamada al proceso
La condena en costas tiene por objeto resarcir a la parte beneficiada de los pagos que tuvo que realizar a causa del proceso, figurando entre ellos el IVA cuando su abono tuvo lugar con carácter preceptivo
Finalidad de la condena en costas
La condena al pago de la costas generales supone la necesidad de resarcir al beneficiario del pronunciamiento de los gastos que le ocasione el litigio
La finalidad de la condena en costas es permitir a quien obtuvo dicha condena resarcirse de los gastos que tuvo que realizar en un proceso
La condena en costas no es una sanción al perdedor del litigio sino un resarcimiento al vencedor
Imposición de oficio
No es necesaria la petición de una de las partes para que se impongan las costas a la contraria
No es incongruente una sentencia que impone una condena en costas no peticionada por las partes: su imposición es inexcusable y obligada para el Juez
El principio dispositivo no rige en el ámbito del pronunciamiento sobre costas
Necesaria solicitud de parte
Al haberse resuelto, por auto de aclaración dictado por el Juzgado a quo, el tema de la imposición de costas de la demanda reconvencional, debe ser rechazado de oficio dicho motivo del recurso
El pronunciamiento sobre condena en costas es jurisdicción rogada, de tal modo que, si no se formula ninguna petición a instancia de parte, no puede el tribunal efectuar de oficio pronunciamiento sobre su condena
Pactos sobre costas
Es más que reiterada la jurisprudencia que no admite en nuestro derecho los pactos sobre costas, pues vulneran lo dispuesto en el art. 1.168 CC que reserva la decisión sobre los gastos judiciales a los Tribunales
Admitido el pacto sobre costas cuando este no es anterior al proceso sino que se alcanza en fase de apelación y se refiere a los gastos y costas ya devengados
Las costas son materia de derecho público y su aplicación se rige por el art. 394, obviando lo convenido por las partes
Las normas sobre costas son de derecho imperativo y, como tales, indisponibles para las partes
Evolución de la doctrina jurisprudencial de los pactos sobre costas: de la permisión a la prohibición
Sujeto pasivo
Parte procesa
Solo pueden ser condenadas en costas las partes no sus abogados y procuradores, salvo en la impugnación de la tasación (art. 246.3) en la que estos son parte
Intervención procesal
Voluntaria
A favor de la imposición
Una vez que el tercero es admitido en el proceso como parte deberán aplicarse los principios generales en materia de costas y no existiendo motivo para considerar la existencia de dudas de hecho procede aplicar el principio de vencimiento objetivo
La intervención en el pleito de la actora fue voluntaria, no se le puede imponer las costas de los intervinientes, pues nada pidió contra ellos, no fue la causa culpable de su intervención en el juicio y de los gastos inherentes al mismo
Cuando la presencia del tercero convocado es voluntaria, y contestó a la demanda siendo esta admitida ha de asumir los costes que ello pueda representar
El interviniente voluntario (art. 13 LEC) es parte a todos los efectos "procesales", lo que incluye la condena en costas
La intervención de terceros regulada en el art. 13 convierte a estos en partes procesales, pudiendo ser objeto de condena en costas
El que interviene voluntariamente como interesado lo hace como una verdadera parte, por lo que pueden imponérsele las costas
Las costas ocasionadas a quien decide intervenir voluntariamente en el proceso deben ser sufragadas a su cargo, no aplicándose el principio de vencimiento
En contra de la imposición
No cabe extender la condena en costas, precisamente por la no consideración de parte de la interviniente voluntaria
No es necesario el consentimiento de las partes cuya intervención en el proceso de ejecución hipotecaria sea voluntaria y adhesiva para la no imposición de las costas al ejecutante en caso de desistimiento
No cabe la condena en costas a quien interviene de forma voluntaria por ser titular de una relación jurídica conexa y de interés indirecto, pero contra la que no se ha formulado ninguna pretensión por la demandante
Aunque carece de algún derecho hereditario su actuación en el procedimiento es presentado como coadyuvante de acuerdo con el art. 13 LEC, no se pueden imputar los gastos del procedimiento
No procede la imposición de costas, ya que la intervención es voluntaria y también simple y adhesiva de la demandante
Provocada
A favor de la imposición a quien solicita la intervención
Intervención provocada de terceros, imposición de costas en caso de que el llamado quede absuelvo a quien solicitó su intervención
No procede imponer a una Comunidad de Propietarios las costas de las otras litisconsortes absueltas, la Juez incurre en error al aplicar el litisconsorcio previsto para intervención provocada
Imposición de costas al provocador de la intervención de un tercero condicionada a que este sea absuelto
La imposición de las costas a quien pidió la intervención del tercero no tiene carácter preceptivo, sino facultativo
Las costas se podrán imponer a quien solicitó su intervención provocada en el caso de absolución del tercero
En caso de que en la sentencia resultase absuelto el tercero, las costas se podrán imponer a quien solicitó su intervención con arreglo a los criterios generales del art. 394 LEC
Los gastos judiciales que se causen a una parte por su llamada injustificada, y de la que resulta absuelta, sin participación de la actora, deben serle imputados al demandado que lo llamó, con independencia de que resulte absuelto
Procede confirmar la condena en costas de la instancia por la que se condenó al solicitante de la intervención del tercero al procedimiento
En caso de resultar absuelto el tercero que no compareció voluntariamente, las costas se podrán imponer a quien solicitó su intervención de acuerdo con los criterios generales del art. 394 LEC
Condena en costas al demandado que solicita la intervención provocada de otros agentes de la construcción
El demandado que llama a terceros al proceso mediante la intervención provocada y que fueron absueltos debe correr con las costas
Condena en costas a quien solicitó la intervención provocada del arquitecto y aparejador
Las costas de los intervinientes provocados que han devenido absueltos, o por mejor decir de aquellos a quienes ni siquiera se puede condenar por no pretender la parte actora su condena, sean satisfechas por quien indebidamente les llamó
Se condena en costas a la promotora que llamó mediante intervención provocada a la constructora y al arquitecto de forma indebida al no ser de aplicación la LOE
El tercero llamado al proceso mediante intervención provocada puede ser condenado y en caso de absolución se le pueden imponer las costas al que solicitó su intervención
Costas en la intervención provocada de la Ley de Ordenación de la Edificación: si es absuelto el agente, se condena a quien solicitó su intervención
Las costas causadas al interviniente deben ser sufragadas por los demandados que provocaron su llamada al proceso, no por la actora
Corresponde al demandado el abono de las costas causadas a terceros llamados por él al proceso y frente a los que no se ejercita acción alguna
En contra de la imposición a quien solicita la intervención
Los terceros llamados al proceso mediante intervención provocada se convirtieron en demandados al ser destinatarios en forma solidaria de las pretensiones del demandante, por lo que no se condena en costas a quien solicitó su intervención
El demandado que llama al tercero mediante intervención provocada no debe correr con sus costas cuando se ha demostrado que esa llamada ha sido razonable y fundada
Se yerra al imponer las costas al solicitante de la intervención, al no reunir los intervinientes la cualidad de absueltos que requiere la Ley para que sus costas le sean impuestas al demandado
La llamada mediante intervención provocada a los aparejadores no fue temeraria o indebida, por lo que no se condena en costas a quien la solicitó
No se condena en costas a quien llamó mediante intervención provocada a un tercero, cuando el mismo no se convierte en parte al no ampliarse la demanda contra él
No se condena en costas a quien llama a un tercero mediante la intervención provocada al quedar en entredicho que fueran ajenas a parte de los defectos constructivos
Con la nueva redacción del art. 14 LEC no cabe la condena en costas a quien provoca la intervención cuando, analizado el fondo de la sentencia, no se deriva condena
Las costas del interviniente no pueden ser impuestas al demandado absuelto que provocó su llamada al pleito
En los casos de intervención provocada por el demandado y no aceptada por el actor, no cabe imponer a este las costas del llamado
No procede condena en costas ni al actor ni al demandado por la llamada en garantía al tercero en virtud de la previsión de la Ley de Edificación
Dudas de hecho o de derecho
No procede imponer a la parte inicialmente demandada las costas derivadas de la intervención provocada de un tercero al reconocer la sentencia la existencia de serias dudas de hecho y derecho
En casos de intervención provocada, si el tercero es absuelto, han de seguirse las reglas del art. 394, pero, existiendo dudas de derecho, no se hace expresa imposición de las costas
Codemandados
Se condena al codemandado a pagar las costas causadas por otros codemandados absueltos, condena que únicamente cabe en los supuestos especialmente previstos, como es el caso de la intervención provocada por uno de los demandados respecto de un tercero
Las costas de los codemandados absueltos no pueden tener igual tratamiento que los demandados condenados, e igualmente, las de los demandados absueltos no pueden correr a cargo de los demandados condenados, sino del actor
No procede la imposición de costas a los codemandados que se allanan a la demanda principal, aunque previamente se haya admitido la solicitud de anotación preventiva
Las costas ocasionadas a los codemandados absueltos deben ser impuestas al actor y no a aquellos otros que sí resultaron condenados
Litisconsortes pasivos
La existencia de litisconsorcio pasivo necesario excluye el carácter solidario de la condena en costas
Análisis de la imposición de costas en los distintos supuestos de estimación y desestimación de la demanda cuando exista un litisconsorcio pasivo
Beneficiario de la justicia gratuita
No son indebidas las costas causadas por el beneficiario de la justicia gratuita, puesto que si viniere a mejor fortuna dentro de los tres años siguientes a la terminación del proceso
El beneficio de justicia gratuita no impide condena en costas del que lo haya obtenido, ya que el reconocimiento de tal beneficio no conlleva la no imposición de costas, sino la imposibilidad de su exigencia en determinado período y salvo mejor fortuna
El beneficiario de asistencia jurídica gratuita condenado en costas deberá pagarlas si durante los tres años siguientes a la terminación del proceso viniera a mejor fortuna
La condena en costas a un litigante que tiene el beneficio de justicia gratuita lo único que implica es que está exonerado del pago durante los tres años siguientes si sigue manteniendo dichos requisitos
Ser beneficiario de la justicia gratuita no es causa de conformidad con lo dispuesto en el art. 394 LEC para no imponer las costas en la instancia
El beneficiario de la justicia gratuita será el obligado al pago de las costas que genere
Se condena al demandado, beneficiario de justicia gratuita, a abonar, en concepto de costas, los honorarios del contador-partidor, pues fue designado voluntariamente por los cónyuges, al margen del beneficio legal
No tiene ninguna relevancia para la imposición de costas que el condenado tenga reconocido el beneficio de justicia, extremo que no debe hacerse constar
El beneficio de justicia gratuita no excluye la condena en costas, sino que afecta a su exacción, que queda supeditada a la venida a mejor fortuna
Organismos públicos
Confirmación del cambio doctrinal del Supremo: la Tesorería General de la Seguridad Social está obligada al pago de las costas
Procedencia del pago de las costas por la Tesorería General de la Seguridad Social tras el cambio de criterio por la Sala
Ministerio Fiscal
No es posible la condena en costas al Ministerio Fiscal ni a la Administración Concursal ni al acreedor personado, pues actúan en derecho ajeno y no propio, imponiendo las costas, por tanto, a la parte actora
Mancomunidad o solidaridad
La condena en costas es mancomunada entre las distintas partes litigantes pero si las mismas están compuestas por varios sujetos será solidaria entre ellos
La condena en costas a una parte litigante múltiple es solidaria; aquel que haga frente a ellas podrá repetir la parte proporcional frente al resto
Cuando son varias las partes condenadas al pago de las costas, el importe de la condena deberá entenderse dividida entre cada parte procesal condenada cuando no se establezca ni pueda establecerse la presunción de solidaridad
Obligación del pago de los honorarios de los peritos designados judicialmente cuando no existe una expresa condena a una de las partes a su abono: se configura con un carácter mancomunado
No procede la imposición de las costas de manera mancomunada cuando la acción que se ejercitó fue con carácter solidario
La obligación contraída por varios deudores es mancomunada cuando expresamente no se pacta la solidaridad, por lo que la condena de costas, cuando así no se interesa, no puede ser aplicada solidariamente
Distinción "parte" y "persona" y carácter mancomunado o solidario de las costas
La naturaleza civil de la condena en costas provoca que el Tribunal se decante por considerarla mancomunada
La condena en costas es mancomunada, con independencia del origen de la obligación, salvo declaración en contra de la resolución judicial o supuestos de solidaridad tácita
Criterios generales de imposición
Concepto de vencimiento objetivo
Pauta limitativa que afecta al principio del vencimiento y que consiste en la posibilidad de excluir la condena cuando concurran circunstancias excepcionales que justifiquen su no imposición
Procede la condena en costas porque ha habido vencimiento y no hay dudas de derecho en cuanto a un ingreso por error en una cuenta que debía devolverse
Regla general: criterio objetivo del vencimiento, cuya finalidad es resarcir a quien ha acudido a los Tribunales en defensa de los derechos que le han sido reconocidos para que no sufra perjuicio patrimonial
Costas en primera instancia: criterio objetivo del vencimiento, salvo en supuestos excepcionales
El criterio de vencimiento objetivo, que recoge el art. 394 LEC no admite excepciones por razón de que el condenado en costas sea titular el derecho de asistencia jurídica gratuita
El criterio del vencimiento objetivo tiene por finalidad, a través de su condena en costas, tanto resarcir a la parte, a cuyo favor se establece, de los gastos realizados para que no sufra perjuicio patrimonial como a sensu contrario
Proceden costas, ya que al rechazarse lo pretendido por el actor, que consistía en que la división de la cosa común se hiciera por el procedimiento del art. 640 LEC, el principio de vencimiento objetivo opera en su contra
La imposición de costas a la parte que haya visto rechazadas "todas sus pretensiones" engloba tanto la demanda como la oposición a ella
La falta de cuantificación de la indemnización solicitada no convierte la estimación de la demanda en total, máxime si uno de los conceptos indemnizables fue rechazado
Dudas de hecho
No procede la imposición de costas a la Comunidad actora cuando la cuestión plantea dudas de hecho y derecho y solo con el proceso la actora ha podido conocer determinados hechos que marcan la prosperabilidad de la acción
Requisitos que se deben apreciar si en un caso concreto concurren serias dudas de hecho
Aunque se desestime la demanda por la que se reclama una cantidad por los daños que presenta un vehículo, la existencia de serias dudas de hecho determina la no imposición de costas
Debido a las serias dudas de hecho de la mecánica del accidente múltiple, no se imponen las costas a la actora a pesar de la desestimación parcial de su demanda contra uno de los intervinientes
Concurren serias dudas que eximen del pago de las costas de la instancia, pues, aunque no se logró acreditar un daño moral inherente a la privación de acceso a la casación, sí se constató el incumplimiento de la lex artis por el abogado
No se condena en costas al actor debido a las dudas de hecho del caso, colisión múltiple en cadena, y que ha sido el proceso judicial el que las ha disipado, pero razones de prudencia exigían incluir en la litis a los vehículos que le seguían
Art. 394.1 LEC: graves dudas de hecho dan lugar a la no imposición de costas
Aplicación de la excepción prevista en el art. 394.1 LEC, existencia de serias dudas de hecho: la prueba practicada admitiría varias interpretaciones
Aunque se considera que en la ponderación entre el derecho al honor y el derecho a la libre información debe prevalecer este último, la cuestión es discutible, por lo que se entiende existen serias dudas de hecho y de derecho
Al existir ciertas dudas sobre la cuestión debatida, pues, aunque moleste a los vecinos, la instalación de aire acondicionado es necesaria y no siempre clara su procedencia, no se imponen las costas a ninguna de las partes
Tipología y alcance de las dudas justificativas de la exoneración de costas
Aproximación al concepto de dudas de hecho
Se aprecian serias dudas de hecho que excluyen la condena en costas cuando es necesaria la intervención de peritos para la determinación de los hechos
Las dudas de hecho van más allá de los interrogantes inherentes a todo litigio y suelen venir apoyadas por informes periciales que apoyan la tesis del vencido en juicio
La complejidad de un pleito no es una circunstancia excepcional a los efectos de evitar la imposición de costas en caso de vencimiento; las dudas de hecho deben ser objetivas
La apreciación de dudas para la no imposición de costas es restrictiva y basada en dificultades probatorias
Dudas de derecho
No solo es preciso que concurran dudas para la no imposición de costas, sino que tales dudas deben ser "serias", en el sentido de implicar un plus de incertidumbre sobre los elementos fácticos o jurídicos de la pretensión
La prescripción de la acción de repetición del Consorcio en la instancia y la no concesión de la interrupción de la caducidad hacen de aplicación las serias dudas de derecho para imponer a la contraparte las costas de la instancia
Existiendo dudas de derecho y pronunciamientos diferentes de diversas Audiencias Provinciales no se hace expresa condena en costas de la primera instancia
Dado que la reducción del crédito inicialmente reconocido fue una cuestión dudosa, es correcta la no imposición de costas por existir serias de dudas de derecho
El hecho de que el juzgador opte por una de las distintas soluciones recogidas jurisprudencialmente no implica que existan dudas
Que cada una de las partes cuente con argumentos para defender su postura es algo consustancial al proceso, no equiparable a las dudas que excepcionan el principio de vencimiento
La concurrencia de distintas interpretaciones de las normas y conceptos jurídicos discutidos, unido a la inexistencia de jurisprudencia consolidada, puede provocar la aplicación de la excepción
Existen dudas de derecho que impiden la condena en costas al existir resoluciones de las Audiencias Provinciales en favor de las tesis de ambas partes
No existen dudas, a efectos de imposición de costas, cuando las Secciones de la Audiencia ante la que se actúa ya han unificado sus criterios respecto a la cuestión discutida
La existencia de posiciones doctrinales enfrentadas avala la no imposición de costas a la parte vencida
El criterio que utiliza la LEC para calificar un supuesto de dudoso es el de la jurisprudencia recaída en casos similares y no que hayan posiciones doctrinales contrapuestas
Estimación total
Concepto y tratamiento general
A pesar de que los demandados sean beneficiarios de la asistencia jurídica gratuita, no están exentos al pago de las costas de primera instancia, al haber sido la demanda contra ellos entablada totalmente estimada
Debido a que las pretensiones de la parte actora han sido estimadas en su totalidad, deben correr las costas a cargo de ambas codemandadas
Al haberse tratado en primera instancia la resolución del contrato por falta de pago y haberse estimado totalmente la demanda, se le imponen las costas del proceso a la arrendataria
El principio de vencimiento objetivo está limitado por la excepción de existencia de dudas de hecho o jurídicas
El concepto de estimación total o parcial de la demanda obedece y debe responder a verdaderos criterios de índole sustancial y no, por el contrario, a otros de naturaleza gramatical o puntual
Pretensiones alternativas y subsidiarias
La estimación de la pretensión principal, de la subsidiaria o de cualquiera de las alternativas supone una estimación total y la imposición de costas al demandado
La petición de una cantidad determinada o aquella otra que determine el juzgador, no supone que haya dos pretensiones. Concedida una distinta de la concretada en la demanda no puede hablarse de vencimiento total
La admisión de la petición principal y la consiguiente desestimación de las alternativas y subsidiarias no convierte la estimación total en parcial
La estimación de una pretensión subsidiaria del proceso equivales a una estimación íntegra de la demanda y por ello se deben imponer las costas a la parte demandada
La estimación de la pretensión alternativa e incluso de la subsidiaria no altera el vencimiento total por parte del actor debiendo conducir a la estimación de la pretensión y a la condena en costas a la parte demandada
Cuando el actor formula peticiones alternativas, la sentencia que accede a una de las solicitudes conlleva una admisión total de lo pedido en cuanto no pueden en principio concederse dos o mas alternativas a la vez
El principio de vencimiento objetivo rige con independencia de que la pretensión estimada sea la principal o la formulada de forma alternativa
Concesión de cantidad menor a la solicitada como quantum indemnizatoria; no existe estimación total aun cuando subsidiariamente se haya solicitado la cuantía indemnizatoria que resultara de la prueba pericial
Habiéndose solicitado una cantidad principal como indemnización o, en su defecto, la que fije el Juzgado la concesión por este de una cifra inferior a la señalada no obsta que el vencimiento sea total
Equiparación de la estimación sustancial a la total
Doctrina del Tribunal Supremo
A los efectos de la imposición de costas, se equipara la estimación sustancial a la total
Equiparación de la estimación sustancial de la demanda con la total
La estimación sustancial de la demanda equivale al rechazo total de las pretensiones del demandado, el cual comporta su condena en costas con arreglo al art. 523 LEC 1881
Definición del "cuasi vencimiento"; no se estima que haya habido estimación sustancial por la diferencia entre lo pedido y lo concedido por la sentencia
Solicitada la condena al pago de la cantidad de 7 millones y medio de pesetas y concedido por la sentencia 6.256.966 ptas. no se considera que la estimación sea sustancial
Concepto y aspectos generales
En base a la doctrina de estimación sustancial de la demanda se podrá condenar en costas al demandado cuando la diferencia entre lo pedido y lo estimado por el juez sea mínima
La mera reducción de la puntuación de las secuelas demostradas ya puede considerarse una estimación sustancial de la demanda y no parcial de la misma, a los efectos de fijar la imposición de las costas
Las costas han de ser abonadas por la demandada apelante, puesto que las pretensiones de la actora han sido sustancialmente estimadas
El TS equipara la estimación sustancial de la demanda con su estimación total en relación con reclamaciones accesorias, como lo es aquí el caso de los intereses
Para que pueda entenderse que se produce el vencimiento no es necesario el acogimiento íntegro de las pretensiones contenidas en demanda, bastando con que su estimación sea sustancial
Analizando la responsabilidad de cada uno de los agentes constructivos y lo estimado de la demanda frente a cada uno de ellos, procede imponerles las costas cuando la estimación ha sido sustancial
No estamos ante una estimación sustancial, pues la demanda no ha sido estimada íntegramente, primero porque no se ha condenado a pagar los intereses moratorios y segundo porque modificó la actora la cuantía en la audiencia previa
La sentencia estima sustancialmente la petición, o en lo principal, lo que no significa estimación parcial y hace procedente la aplicación del vencimiento objetivo que en materias de costas establece el art. 394 LEC
No existe estimación sustancial de la demanda cuando se han rechazado varias de las partida solicitadas
Cita de jurisprudencia del TS sobre el concepto de estimación sustancial
Imposición costas: doctrina de la estimación sustancial
Concepto de estimación sustancial de la demanda: equivale al rechazo total de las pretensiones del demandado
Aplicación del principio general del vencimiento: necesidad de que se ajuste el fallo a lo pedido de manera sustancial
Cuando las acciones de las actoras se acumulen, se imponen costas por separado, así al ser estimada petición de una de ellas no se le imponen las costas, en cambio a la otra al ser su estimación sustancial se le imponen las suyas y comunes por mitad
Se condena en costas a favor de la parte que obtiene una sentencia con estimación sustancial de sus pretensiones ya que se considera esta de estimación total cuando se han acogido en lo principal los pedimentos de la demanda
No hubo vencimiento total en las costas, por lo que no se puede aplicar la doctrina de la estimación sustancial
¿Cuándo puede entenderse que el acogimiento de una demanda (o reconvención) es sustancial? Aproximación al concepto
Porcentaje para que prospere
Al haber solicitado la parte demandante un resarcimiento por importe de 100.000 euros por intromisión al honor y, siendo la misma estimada en sólo 15.000 euros (un 15%), difícilmente puede entenderse que la estimación de la demanda fuera sustancial
Se estima recurso de apelación relativo a las costas, se aprecia la existencia de una estimación sustancial de la demanda por ello procede la revocación parcial de la sentencia de instancia y condenar a la demandada al pago de las costas
La diferencia entre lo pedido y lo obtenido supone un porcentaje del 13 %, que no puede estimarse como cantidad mínima a efectos de considerarlo como estimación sustancial de la pretensión
El porcentaje de estimación de la demanda que justificase la condena en costas por entender haberse producido una estimación sustancial debe referirse exclusivamente a reclamaciones dinerarias, estimando el mismo alrededor del 10 % sin superar el 15 %
El porcentaje de estimación de la demanda que justifica la condena en costas por entenderse haberse producido una estimación sustancial de acuerdo con la jurisprudencia debe ser alrededor de 10 % sin superar el 15 %
Concesión de un 1 % menos de la cantidad solicitada: condena en costas al demandado porque el principio del vencimiento no requiere que el fallo se ajuste literalmente a lo pedido
Ejemplos en los que la diferencia entre lo solicitado en el suplico de la demanda y lo concedido por el Juez se ha considerado de suficiente entidad como para considerar la estimación parcial y no sustancial
El Tribunal considera que, en las pretensiones económicas, cuando la diferencia entre lo pedido y lo concedido no supera el 15 % es factible la imposición de costas al demandado
Estimación parcial y no sustancial
No imposición de costas a ninguna de las partes, no se aprecia estimación sustancial, es irrelevante que el actor en la audiencia previa se ciñese a ciertos gastos, pues la litispendencia se produce desde la interposición de la demanda
Estimación parcial
Aspectos generales
No procede la imposición de costas a la demandada al haber una estimación parcial de la demanda
No procede la imposición de costas a la demandada al haber una estimación parcial de la demanda
La sentencia estima parcialmente la demanda, pero en el Fundamento Jurídico 4.º se hace referencia "Dado el resultado desestimatorio de la demanda", lo que no es congruente con el fallo, debiendo estimar el recurso declarando no haber lugar a las costas
No estamos ante la reducción de una concreta partida indemnizatoria que se consideraría como estimación sustancial, sino ante la supresión de la misma por considerarla improcedente y, por tanto, ante una estimación parcial sin imposición de costas
La estimación parcial de la demanda hacia el Consorcio impide la condena en costas para el mismo
La demanda debe considerarse solo estimada parcialmente, pues económicamente difiere en más de un 10 % de lo solicitado en su presentación
Acogiéndose solo el 50 % del total reclamado y desestimándose el resto de pedimentos de la demanda, se está ante su estimación parcial que conlleva la no imposición de costas
No hay condena en costas a la demandada, pues hay estimación parcial de la demanda y no total
Dado que la estimación de la demanda fue parcial procede la condena en costas a demandante respecto de aquellos demandados sobre los que se estimó falta de legitimación pasiva
Debe considerarse estimación parcial y no sustancial cuando la cantidad no estimada supuso un 15 %
Al existir divergencia en intereses de demora entre la petición inicial y la parte dispositiva de la primera sentencia, debida a uno de los pedimentos subsidiarios de la contestación, hay estimación parcial, se imponen las costas ex art. 394.2 LEC
Cuando respecto de uno de los agentes constructivos se estima solo parcialmente la demanda, no procede hacer pronunciamiento en costas
La estimación parcial de la demanda de instancia no hizo declaración expresa de las costas dado que no se estimó la misma por la total cantidad interesada
Siendo esencialmente la demanda estimada parcialmente y sin que se aprecie temeridad en la demandada procede revocar la condena en costas de la instancia
Costas: aplicación del art. 394 LEC en caso de estimación parcial de la oposición
Siendo una estimación parcial de la demanda y siendo el allanamiento de carácter fraudulento, se confirma la imposición de costas de la instancia en virtud del art. 394 LEC
Al ser estimada en parte la demanda de ejecución tampoco cabe la imposición de costas
Dado que ha existido una estimación parcial de la demanda se deja sin efecto la imposición de costas realizada en primera instancia
La estimación parcial de la demanda conlleva la no imposición de costas a la aseguradora
Se admite el recurso respecto a la imposición de costas en primera instancia, ya que, al estimarse parcialmente la demanda, deberá abonar cada parte las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad
Cuando la demanda sea estimada parcialmente, no debe realizarse condena en costas; la temeridad es la única excepción prevista legalmente
Ejercitadas dos acciones acumuladamente, la desestimación de una de ellas hace que la estimación sea parcial, abonando cada parte las costas causadas a su instancia
La temeridad
No imposición de las costas dada la estimación parcial de lo solicitado y la naturaleza de la cuestión debatida como es el régimen de visitas
La apreciación de la temeridad corresponde a la discrecionalidad del órgano judicial pero debe motivarse
Para imponer las costas cuando de estimación parcial se trata es necesario que se haya litigado con temeridad, que no es el caso, pues la oposición para reducir la indemnización no se considera temeraria, ya que resulta aceptada por la actora
La temeridad que supondría litigar de forma contraria a lo exigido en el art. 247 LEC viene recogida en el art. 394.2 LEC y actúa como criterio corrector, determinando la condena en costas en supuestos de desestimación parcial
No se puede atribuir temeridad a la parte demandada, quien admitió ya en su contestación a la demanda la procedencia de gran parte de las pretensiones de la arrendataria
Cabe imponer las costas aun cuando sus pretensiones hayan sido estimadas parcialmente, si su conducta es temeraria, contrayéndose esta a la actuación dentro del proceso, al uso de los medios procesales, esto es, a un proceder exento de racionalidad
Temeridad: actitud maliciosa en el mantenimiento de una pretensión injusta a sabiendas de que lo es, con consecuencia de la desestimación de las pretensiones, pero en este supuesto no se puede apreciar no estableciéndose las costas a la parte
En el supuesto de estimación parcial de la pretensión, solo puede condenarse a costas, cuando se razone haber litigado el demandante con temeridad
Condena en costas a la demandada basándose en que desatendió los requerimientos preprocesales, rechazo los intentos de acuerdo y su oposición a la demanda carecía "de fundamento serio"
Definida la temeridad como "conciencia de falta de razón en el planteamiento de la demanda o de la oposición"; criterios de apreciación por el Tribunal
La temeridad, a efectos de imposición de costas en casos de estimación parcial, debe venir referida a la actuación dentro del litigio, no a la conducta preprocesal
La mera afirmación de que hubo requerimientos verbales de pago no permite deducir que el demandado actuara con temeridad en su conducta preprocesal
La conducta temeraria, a efectos de condena en costas, se refiere a la conducta de las partes en el proceso, no anterior a él
Supuesto de acumulación de acciones
A favor de tener en cuenta la demanda en su conjunto
El pronunciamiento sobre costas no debe hacerse sobre cada una de las acciones ejercitadas sino sobre la demanda en su conjunto
A favor de la imposición por cada una de las acciones
Cuando las acciones de las actoras se acumulen, se imponen costas por separado, así al ser estimada petición de una de ellas no se le imponen las costas, en cambio a la otra al ser su estimación sustancial se le imponen las suyas y comunes por mitad
Acumulas objetiva de varias acciones, la estimación de algunas de ellas no da lugar a una estimación parcial de la demanda, sino a pronunciamientos de costas independientes por cada acción
En los supuestos de acumulación subjetiva de acciones los pronunciamientos sobre costas deben ser diferenciados dependiendo del resultado de la pretensión frente a cada demandado
Acumulación eventual de acciones incompatibles frente a distintos sujetos: la estimación de una de ellas supone un vencimiento total, quedando el resto imprejuzgadas
Costas de la reconvención
La actora debe de ser condenada en costas, pues los demandados se han opuesto al desistimiento de esta manteniendo su interés legítimo en la continuación del pleito mediante la demanda reconvencional
La demanda reconvencional origina unos gastos independientes, por lo que siendo desestimada íntegramente, las costas deben ser abonadas por el reconviniente
Tomando en consideración la estrecha vinculación entre la demanda y la reconvención, procede estimar el recurso y revocar la condena en costas al reconviniente
Cuando se formule reconvención deben hacerse pronunciamientos separados respecto de las costas
La reconvención goza de autonomía y dependencia respecto a la demanda principal; las costas de la reconvención se rigen por el principio de vencimiento con independencia del resultado de la demanda
Supuesto de estimación/desestimación de excepciones procesales
Se imponen las costas a la parte, pues no se puede acoger el sobreseimiento del auto, ya que no se estima la concurrencia de la excepción de litispendencia
La resolución mediante escrito separado de la excepción de litisconsorcio pasivo necesario no conlleva su consideración como cuestión incidental que permita condena en costas
Condena en costas al actor que ha visto rechazada su demanda por la estimación de una excepción procesal en la audiencia previa
Criterios en procesos especiales
Arbitraje
Sobreseimiento con condena en costas al actor por haber comparecido a la audiencia previa a través de procurador sin poder especial
Al no poder conocer la demandada la existencia de una causa que conllevaría la nulidad del Laudo Arbitral que le favorecía, no se aprecia mala fe y por ello no se le imponen las costas al haberse allanado a la pretensión
Puesto que el actor ha presentado una demanda ignorando la cláusula de arbitraje pactada, el demandado no debe soportar los gastos judiciales que ello le ha causado
El pronunciamiento sobre las costas no mediando disposición concreta en el convenio arbitral queda a disposición del arbitro
No procede la condena en costas cuando se estimó la declinatoria por falta de jurisdicción al haberse sometido las partes a arbitraje, ya que la demandante no se opuso a ella
Cambiario
Pago
Dado que el pagaré se abonó por transacción judicial, no corresponde imponer las costas del juicio cambiario a ninguna de las partes
Oposición
En cuanto a las costas relativas a la oposición al juicio cambiario, resultan de aplicación las reglas generales del art. 394 LEC, de tal manera que rige el principio de vencimiento objetivo
La sentencia que estima el pago opuesto por el deudor cambiario no puede, al ser favorable para el deudor, ser recurrida por este salvo en lo que a costas se refiere
Al estimarse parcialmente la oposición cambiaria y no apreciarse que el opositor actuara con temeridad procede que cada parte abone por mitad las costas
Allanamiento a la oposición
El allanamiento en el juicio cambiario supone la imposición de costas al deudor cuando ha existido requerimiento de pago previo a la interposición de la demanda
El atípico allanamiento tras la presentación de la demanda de oposición al juicio cambiario conlleva condena en costas
Aunque el demandante cambiario se allanó admitiendo la oposición cambiaria, se le imponen las costas, pues fue requerido previa, fehaciente y justificadamente de pago
No cabe el desistimiento por el deudor, en caso de allanamiento del demandante a las pretensiones del deudor en juicio cambiario, después de contestada la demanda, las costas corresponden al demandado
División de la herencia
Se revoca la condena en costas en el proceso de división de la herencia, pues los recurrente en absoluto vieron rechazadas sus pretensiones, ya que se admitió la exclusión del inventario de los bienes que proponían
Al ser la reclamación de la legítima íntegra, el allanamiento parcial no se separa del estudio global de lo debido, por lo que la condena en costas será en relación con el valor real final de la legítima, incluida la parte del allanamiento parcial
No imposición de las costas al estimarse parcialmente la impugnación de la partición de la herencia
No deben imponerse costas a los herederos que se opusieron a la partición de la herencia e iniciaron el litigio por desconocimiento de la existencia de algunos bienes a incluir en el inventario
No procede la condena en costas, pues la actora planteó correctamente la demanda, instando la previamente la liquidación de la sociedad ganancial del matrimonio para la posterior partición judicial de la herencia del padre
Procede imponer las costas del incidente de suspensión de división de herencia a la parte que conociendo la existencia de cuestión prejudicial se opone a dicha suspensión
El principio de vencimiento no rige en la división judicial de la herencia al ser este un proceso especial desarrollado en beneficio de todos los herederos;solo hay costas en caso de que haya de acudirse al juicio verbal (arts. 787.4 y 794.4)
Solo habrá pronunciamiento de condena en costas si el proceso se tornara en contencioso mediante oposición a las operaciones divisorias
En la división judicial de la herencia no hay imposición de costas ya que no hay partes vencedoras ni vencidas, salvo en caso de controversia y sentencia sobre el inventario
División de la cosa común
En caso de allanamiento
Ninguna obligación tenía la parte demandante de aceptar el allanamiento sin costas pretendido durante la audiencia previa en cuanto a la acción de división de la cosa común, ya que este se ha producido tras la contestación a la demanda
No se imponen las costas al demandado, pues no se aprecia mala fe en el allanamiento, ya que la comunicación por la actora de su decisión de poner fin al condominio sobre la vivienda litigiosa de cuya división se trata no recibió una oposición sino un proposición alternativa
Se deben de imponer las costas a la parte que se allana por mala fe en su actuación, pues ha habido no uno, sino varios requerimientos para la división de la cosas, todos ellos inatendidos
Procede la condena en costas al apreciarse mala fe en el demandado pues constan intentos previos de llegar a un acuerdo pudiendo la demandada aceptar la división de la cosa común y una vez vendido el bien, se fijara la forma de liquidarlo
División de la cosa común: la existencia de requerimientos previos y la inexistencia de allanamiento ha obligado a acudir a la justicia, por ello proceden las costas
Imposición de costas porque la apelante no se allanó en el procedimiento de división de la cosa común, sino que al contrario reivindicó su propiedad privativa sobre una parte del cine objeto del proceso
Al no constar que la actora hubiera pedido la división de la cosa común al demandado y que este se hubiera negado a tal división, no se aprecia mala fe susceptible de imponerle las costas al demandado
En caso de reconvención
La oposición a la división de la cosa común llevada a cabo por la actora comporta la imposición de las costas procesales
Estamos ante una estimación meramente parcial de la reconvención, por lo que no es posible la no imposición de las costas
Debido a que existen dudas de hecho y de derecho no se llega a hacer expresa imposición de las costas relativas a la demanda de división de cosa común y a las de la reconvención
En caso de desistimiento
No procede el desistimiento del actor después de haberse producido el allanamiento del demandado
A favor de la imposición de costas
Pese a ser una acción de división de la cosa común debido al caso omiso que realizaron a los requerimientos fehacientes y justificados de los actores son merecedores de la expresa condena en costas
Correcta imposición de costas al demandado que se opuso a la pretensión principal, ejecución de la división de la cosa común, introduciendo un nuevo pedimento sin eficacia procesal, provocando la tramitación de un procedimiento
El ejecutado debe satisfacer las costas conforme al art. 539.2 LEC, pues durante la ejecución ha sido siempre la parte actora la que ha realizado actuaciones para obtener la división de la cosa común, limitándose el ejecutado a permanecer inactivo
Aunque cualquiera de las partes puede ocupar la posición de ejecutante, si el ejecutado no cumple extrajudicialmente antes de la demanda ejecutiva y, además, se opone a la subasta judicial deberá soportar las costas
Las costas deben imponerse al ejecutado salvo que acredite su voluntad de cumplir con la sentencia antes de instarse la ejecución
Procede la imposición de costas al ejecutado pues la venta en pública subasta ordenada por la sentencia se podía cumplir por acuerdo de las partes sin obligar al vencedor a instar la ejecución
En contra de la imposición de costas
En los procedimientos para la división de la cosa común no deben imponerse las costas cuando no hay ni oposición a la división ni a la ejecución
La acción de división de la cosa común puede ser solicitada por el demandado o demandante, al no ser una actuación de la parte ejecutante no cabe incluirla en la tasación de costas a efectos de honorarios del representante del ejecutante
La inexistencia de una actitud obstructiva en el ejecutado impide que se le impongan las costas cuando la sentencia se refiere a la división de la cosa común mediante pública subasta
En la división del bien común no existen partes ejecutante y ejecutada a efectos de costas, pues la ejecución de la sentencia aprovecha a ambos
Los gastos ocasionados por la ejecución de una división de cosa común deben ser sufragados por todas las partes en proporción a sus cuotas; motivos en pro de esta postura
No cabe imponer las costas al ejecutado cuando el título es una sentencia que ordena la venta en pública subasta para conseguir la división de la cosa común
Filiación, paternidad y maternidad
En aplicación del art. 394 LEC, al concurrir jurisprudencia divergente y dudas de derecho sobre la imposición de costas en el proceso de filiación, no se hace expresa imposición de costas
El art. 395 LEC sobre imposición de costas en caso de allanamiento no excluye los supuestos de filiación, pero, puesto que se aprecian dudas de hecho, no se imponen estas
Acción de impugnación de filiación y reclamación de paternidad biológica: la naturaleza e índole de la cuestión, el carácter constitutivo de la acción y las dudas en el art.133 conllevan la no imposición de costas
El hecho de que algunos Jueces no efectúen costas en algunos procesos de familia no es aplicable ante una reclamación de filiación cuando el progenitor tiene comportamientos no coherentes con la paternidad
Impugnación de paternidad: aunque es cierto que en los procesos de familia no son frecuentes las condenas en costas la aplicación del vencimiento objetivo las afirmaciones de que su hija era fruto de otras relaciones hacen acreedora de las mismas
Se desestima la solicitud de no imposición en costas a la demandada, en un proceso de filiación, no pudiendo encuadrarse este supuesto como de "serias dudas" porque ella debería saber que el demandante era el progenitor
Al desestimarse la acción de reclamación de la filiación no matrimonial se aplica el principio del vencimiento objetivo del art. 394.1 LEC, condenando al actor al pago de las costas generadas por la sustanciación de dicha acción
Los procesos de filiación, aun siendo especiales, no están excluidos del principio del vencimiento en orden a la imposición de costas
En los procesos de filiación la condena en costas no debe basarse en el vencimiento, sino que habrá de atenderse a la buena o mala fe de la parte vencida
Argumentos expuestos por la Sala para no hacer aplicación del criterio del vencimiento del art. 394 en el ámbito de los procesos sobre filiación
La actuación de la demandada (facilitando la prueba de paternidad sobre su hija) unido a su intento de allanamiento (no permitido por la indisponibilidad del objeto) justifica que no le sean impuestas las costas
Estimada la acción de filiación se concluye no imponer, en atención a la especial naturaleza del procedimiento y las circunstancias concretas del caso, las costas a la demandada pese a su negativa a someterse a las pruebas biológicas
Liquidación de daños y perjuicios
Las costas del incidente de liquidación de daños y perjuicios se deben determinar con arreglo a los criterios establecidos en el art. 394 LEC
Estimación parcial de la oposición a la petición de daños: cada parte soportará sus costas y las comunes por mitad
Estimación sustancial de la pretensión de daños y perjuicios formulada al concederse un 10 % menos de lo reclamado: imposición de costas al ejecutado
El pronunciamiento sobre costas es preceptivo en el auto que fija la cantidad en concepto de daños; subsanada la omisión en apelación mediante la condena al ejecutado cuya oposición fue rechazada
Revocación de la condena en costas impuesta al ejecutado que se allanó a la propuesta de liquidación antes de ser citados al juicio verbal
Liquidación del régimen económico-matrimonial
No ha existido temeridad en el proceso de liquidación del régimen económicomatrimonial, pues no se demuestra que se ha ocultado dinero ganancial no contemplado en esta, por lo que estimándose parcialmente la demanda, no se imponen costas
Las costas deben ser impuestas, por aplicación del principio general del vencimiento, a la parte cuyas pretensiones han sido rechazadas
La condena en costas debe limitarse a los supuestos de remisión al juicio verbal por controversia entre las partes sobre el inventario
Matrimoniales
A favor de la imposición
Se imponen las costas a la apelante pues además de que no se suscitaron dudas de hecho ni de derecho a la vista de las pruebas practicadas y las alegaciones formuladas, es relevante que la actora no compareció al acto de la vista
Al contrario que en los procesos de separación, divorcio o nulidad, en los de modificación de medidas no se aprecian razones para excluir la imposición de costas
Las reglas de condena en costas son disposiciones comunes que deben aplicarse a los procedimientos matrimoniales pues estos no prevén especialidad alguna en materia de costas
La sala se atiene a la literalidad del art. 394 para imponer las costas a la actora, no compartiendo el criterio jurisprudencial que considera que las especiales características de estos procesos restringen la condena en costas
La necesidad de acudir a un proceso judicial dada la especialidad de la materia discutida no impide que se condene en costas aplicando las reglas generales de los arts. 394 a 398 LEC
En contra de la imposición
Puesto que la imposición de las costas en materia de derecho de familia no es la norma sino la excepción, deberá apreciarse temeridad o mala fe, pero como no es el caso, no se imponen las costas a ninguna de las partes
No se aplica en procedimientos de familia el principio de vencimiento objetivo para la imposición de las costas
El criterio general condena en costas en procedimientos matrimoniales: no imposición de costas a ninguna de las partes, con excepción en supuestos de mala fe, temeridad y en cuestiones patrimoniales en los que no existen hijos menores
En los procesos matrimoniales las cuestiones de hecho y derecho son muy dudosas, justificando la no imposición de costas
Corriente jurisprudencial consistente en la falta de imposición de costas en los procesos de familia
La naturaleza y objeto especial de los procesos de matrimoniales y en general de los pleitos de familia hacen que no deban imponerse las costas a ninguna de las partes
La condena en costas supondría agravar las relaciones personales, matrimoniales y económicas de los litigantes
Salvo en caso de temeridad la postura de la Sala es partidaria de no efectuar condena en costas
Revocado el pronunciamiento sobre costas bajo el argumento de que el art. 394 se refiere a las costas de los procesos declarativos y los matrimoniales no lo son
El pronunciamiento en los procesos matrimoniales es constitutivo produciendo un efecto bilateral idéntico para ambos cónyuges
El art. 394 no regula la condena en costas en los "procesos declarativos" en contraposición a los especiales, sino a los ejecutivos; no obstante, la naturaleza de las cuestiones discutidas en estos procesos permite la no imposición de costas
Ejecución de sentencias
Se deja sin efecto la condena en costas impuesta en la ejecución de las visitas porque es criterio de la Sala, al tratarse de un derecho que tiene el padre al normal desarrollo de dicho régimen y no habiéndose entrado en valoraciones pecuniarias
No procede condenar al padre en costas al tratarse de un proceso de familia en fase de ejecución iniciada por la interrupción injustificada del régimen de visitas paternofilial
Las costas de ejecución serán siempre del ejecutado pero cuando existe oposición y prospera parcialmente no deben imponerse
La exoneración de costas en atención a las especialidades de los procesos de separación y divorcio no se extiende a la fase ejecutiva de los mismos
El principio de vencimiento sí rige en la ejecución de sentencias relativas a procesos matrimoniales y de menores
Modificación de medidas
Costas, principio del vencimiento objetivo es aplicable en la modificación de medidas de los procedimientos de familia
En los casos en los que la sentencia fuese estimatoria y se acordase la modificación de las medidas definitivas, hay que considerar que no procede la condena en costas
Se deja sin efecto el pronunciamiento de la sentencia de primera instancia relativo a la imposición de costas puesto que se ha producido una modificación en la custodia compartida que era la pretensión principal del demandante
La desestimación de la demanda de modificación de medidas determina la condena en costas a diferencia de lo que sucede en la separación o el divorcio
No procede la imposición de costas en el proceso de modificación de la pensión compensatoria y alimentos
Monitorio
En caso de allanamiento
Concurre mala fe en la conducta de la demandada, quien se opuso inicialmente y frente a la reclamación formulada por demanda de juicio monitorio, para posteriormente allanarse sin condicionamiento alguno tras la interposición de juicio ordinario
Atendiendo a la inicial oposición en monitorio y posterior allanamiento en el declarativo, procede imponer las costas al demandado
Apreciándose mala fe del recurrente, procede confirmar la condena en costas, ya que ni fue requerida al pago del monitorio por cantidad mayor o distinta, ni alegó pluspetición, allanándose posteriormente
El demandado allanado debe ser condenado en costas por incurrir en mala fe, al negar la deuda cuando se le requirió fehacientemente y justificadamente del pago antes de iniciar la Comunidad el proceso monitorio
La petición inicial de monitorio equivale a un requerimiento fehaciente previo, por lo que el allanamiento tras la contestación conlleva la condena en costas
En caso de desistimiento
Se imponen las costas al demandante si el desistimiento es posterior a la oposición al juicio monitorio formulada por el demandado
En caso de despacho de ejecución
El pago posterior a la solicitud de despacho de ejecución, consecuencia del silencio del deudor frente al requerimiento de proceso monitorio, no impide la continuación de la ejecución por intereses y costas
En caso de transformación en declarativo
Falta de presentación de la demanda
La no presentación de demanda en reclamación de la parte de deuda no reconocida por demandado en el proceso monitorio se equipara al desistimiento y conlleva la condena en costas del actor
La falta de demanda de juicio ordinario tras la oposición al procedimiento monitorio es un desistimiento, no una renuncia no produce cosa juzgada y deben imponerse las costas al actor
Allanamiento del demandado
Concurre mala fe en la conducta de la demandada, quien se opuso inicialmente y frente a la reclamación formulada por demanda de juicio monitorio, para posteriormente allanarse sin condicionamiento alguno tras la interposición de juicio ordinario
Oposición
En caso de oposición al procedimiento monitorio, las costas se decidirán según las normas generales en el juicio verbal u ordinario subsiguiente
Monitorio de PH
En caso de allanamiento
Se condena en costas al comunero que se ha allanado a la demanda de reclamación de cuotas por la falta de atención a los anteriores requerimientos fehacientes realizados por parte de la Comunidad
El demandado allanado debe ser condenado en costas por incurrir en mala fe al negar la deuda cuando se le requirió fehacientemente y justificadamente del pago antes de iniciar la Comunidad el proceso monitorio
La apelante-actora solicita se le impongan las costas al demandado, dado que se allanó a la pretensión económica y pagó habiendo transcurrido el plazo establecido en el art. 815 LEC
En caso de satisfacción extraprocesal
Argumentos para la imposición de las costas al comunero moroso que paga, aun existiendo una satisfacción extraprocesal
En caso de pago posterior a la petición inicial
Procede la imposición de costas a los propietarios que pagaron después de la presentación de la solicitud inicial de monitorio
Pese al pago de la deuda una vez presentada la petición inicial, la mercantil conocía con anterioridad la deuda con la Comunidad de Propietarios, por lo que confirma la condena en costas
Acreditado el conocimiento previo de la deuda por el demandado, procede su condena en costas si efectúa el pago una vez presentada la solicitud de monitorio
En caso de requerimiento de pago
Las costas del monitorio de PH deben imponerse al demandado tanto si atiende al requerimiento de pago como si no comparece
Inclusión de la minuta del abogado en las costas del monitorio aun habiéndose atendido el requerimiento de pago
Condena en costas al moroso que atiende el requerimiento de pago del monitorio
En caso de pago después del requerimiento
La demandada fue notificada de la intención de la Comunidad de iniciar el procedimiento judicial para reclamar la deuda, por lo que, aunque haya abonado la misma antes de finalizar el procedimiento, ha actuado con mala fe y debe ser condenada en costas
Al haberse realizado el pago después de haber sido requerido de pago, las costas causadas deben ser impuestas a la parte que con su conducta ha dado lugar a la existencia del procedimiento judicial, según lo dispuesto en el art. 21.6 LPH
En caso de ejecución
Las costas en la ejecución del monitorio de propiedad horizontal serán exigibles, aunque el proceso se siga por cuantía inferior a 900 euros
En materia de costas, la ejecución de un monitorio de propiedad horizontal se rige por las normas de los arts. 539 y 583 LEC
En caso de transformación en declarativo
Estando en proceso especial como es el de las comunidades de propietarios, a la parte que se la condene en costas en procedimiento declarativo debe de hacer frente tanto a las costas derivadas de este como a las del juicio monitorio precedente
El art. 21 LPH se está refiriendo no solo a las costas del eventual proceso declarativo procedente de un procedimiento monitorio por oposición del deudor, sino también a las costas cuando el deudor paga o cuando ni paga ni comparece
Al existir oposición al monitorio, se siguen las reglas generales en materia de costas
Las costas en el proceso monitorio parten de la necesidad de la Comunidad de acudir a los tribunales mientras que el ordinario tiene en cuenta el comportamiento del demandado que se opuso y es condenado a su abono
Condena en costas a comunero moroso, aunque se redujese la cantidad reclamada en monitorio por haberse opuesto a la totalidad de la deuda en vez de haberse limitado a alegar pluspetición
Las costas del monitorio de PH deben imponerse al demandado tanto si atiende al requerimiento de pago como si no comparece
Criterios en incidentes y otros
Declinatoria
A favor de la imposición
Aun cuando la Ley no prevé expresamente la imposición de costas en la estimación de la declinatoria, el art. 394 y la jurisprudencia señalan la procedencia de su imposición, aunque no se haya opuesto la actora
La conformidad del actor con la declinatoria que conlleva archivo y sobreseimiento tiene más analogía con el desistimiento que con el allanamiento, resultando aplicable ante el silencio el art. 396 y no el art. 395
Si bien nada señala en cuanto a las costas de la declinatoria el art. 65 se considera de lleno aplicable el fundamento de la condena en costas del art. 394
El auto que resuelve la declinatoria debe contener pronunciamiento sobre las costas por aplicación del art. 394 LEC
Con independencia de la naturaleza declarativa o no de la declinatoria, la imposición de costas a la parte cuya postura procesal era errónea es la solución más justa
En la declinatoria la condena en costas se regirá por el principio general de vencimiento objetivo
Pese a que la LEC solo prevea expresamente condena en costas en caso de desestimación de la oposición, su imposición al actor cuando sea estimada resulta implícita
Aunque la parte presentó un escrito advirtiendo la falta de competencia objetiva, este no se formalizó como declinatoria. La apreciación "de oficio" por el Juzgado no conlleva costas
La declinatoria es una cuestión incidental que requiere una específica declaración sobre las costas
La estimación de la declinatoria por falta de competencia objetiva va acompañada de expresa condena en costas al actor
El criterio del vencimiento consagrado en el art. 394 no distingue entre el producido en el fondo o en la instancia, resultando de aplicación a la resolución de la declinatoria
En contra de la imposición
Enumeración de motivos y resoluciones para la imposición o no de costas en el incidente de declinatoria
No procede la condena en costas cuando se estimó la declinatoria por falta de jurisdicción al haberse sometido las partes a arbitraje, ya que la demandante no se opuso a ella
Si las disposiciones reguladoras de la declinatoria no prevén condena en costas, no obedece a una omisión sino a la voluntad del legislador, por lo que no cabe acudir al art. 394
Diligencias preliminares
Estimación de la oposición
A favor de la condena
Argumentos a favor y en contra acerca de la procedencia o no de la imposición de costas en diligencia preliminar cuando existe oposición y la misma es estimada decantándose por la imposición, ya que pudo evitarse el juicio desistiendo
Cita de jurisprudencia contradictoria acerca de la procedencia o no de imposición de costas en la oposición a una diligencia preliminar, corriendo las mismas a cargo de quien ha sido vencido
Postura a favor de imponer, pese a que no lo prevé el art. 260 LEC, las costas al solicitante cuando la oposición a la diligencia se considere justificada
Pese al silencio del apdo. 4 del art. 260, las costas deben imponerse al solicitante de la medida por aplicación del principio del vencimiento objetivo
En contra de la condena
La estimación de la oposición a la diligencia preliminar no conlleva la imposición de costas
No acordada la práctica de las diligencias preliminares por causa justificada, ya que se produce falta sobrevenida de objeto de las mismas, no procede la condena en costas
No cabe imponer las costas al solicitante de diligencias preliminares que fueron, en principio, admitidas por el órgano judicial pese a que luego se considere justificada la oposición
Si la oposición a las diligencias prelimares es justificada no habrá condena en costas, por aplicación del precepto especial, art. 260.4, sobre el general, art. 394.1
No se pueden imponer las costas al solicitante de las preliminares porque la oposición no está dirigida contra él, sino frente a la decisión del Juzgado de tramitarla con base en el art. 258 LEC
Estimada la oposición, no cabe imponer las costas al peticionario de las diligencias. Argumentos del porqué
Jurisdicción voluntaria
Opciones sobre costas en jurisdicción voluntaria
No cabe la imposición de costas en un acto de jurisdicción voluntaria si no se aprecia temeridad o mala fe del actor
La imposición de costas en los procesos de jurisdicción voluntaria no se rige por el principio del vencimiento, sino por los criterios de temeridad y mala fe
Expediente de jurisdicción voluntaria sin condena en costas: la oposición se realiza en concepto de interesado no de "demandado"
Juicio de testamentaría: proceso de jurisdicción voluntaria sin partes en sentido estricto ni condena en costas
Las reglas de condena en costas del art. 394 LEC son de aplicación a los procesos de jurisdicción voluntaria por la remisión a las reglas del juicio verbal realizada en la Disposición Derogatoria Primera
Nulidad de las actuaciones
Al contrario que la multa, cuya imposición queda sometida a que el órgano judicial aprecie temeridad, las costas pesan sobre el promotor de la nulidad desestimada por mandato legal
El incidente de nulidad de actuaciones contiene una regla específica en materia de costas
Recusación
La desestimación de la recusación conlleva la condena en costas del recusante y una multa de 180 euros
La desestimación de la recusación siempre conllevará imposición de costas para el recusante salvo que se aprecien circunstancias excepcionales; la multa requiere que hubiera existido mala fe
Las costas de la recusación solo cabe imponerlas al recusante si la solicitud se desestima; no pueden imponerse a la parte contraria por el hecho de admitirse la recusación
Tanto la LOPJ (art. 228) como la LEC ordenan la imposición de costas al recusante cuya solicitud ha sido rechazada
La presentación extemporánea de la recusación da lugar a su inadmisión con condena en costas
Criterios en la terminación anormal del proceso
Allanamiento antes de contestar
Regla general
El allanamiento efectuado antes de la contestación a la demanda y la inexistencia de requerimiento previo impiden la apreciación de mala fe y la condena en costa del demandado
No imposición de costas: se ha allanado antes de contestar la demanda y además el requerimiento realizado a este no se puede encuadrar en los previstos del art. 395 LEC, pues se ruega que cumpla con el compromiso de venta y no su pago
Las costas en caso de allanamiento siguen reglas especiales que excepcionan el régimen general del art. 394: la apreciación de la mala fe en el allanamiento antes de contestar
En caso de allanamiento antes de contestar las costas no deben ser impuestas al demandado, pero tampoco al actor como equivocadamente hizo el juzgador de instancia
Supuestos de mala fe
Acto de conciliación
Mala fe de los demandados allanados, que no cumplieron en el acto de conciliación y se negaron a abandonar la vivienda ocupada en precario, por lo que deben ser condenados en costas
La allanada debe de ser condenada en costas, pues obliga al actor a poner en marcha un proceso habiendo sido requerida con anterioridad en acto de conciliación
El requerimiento previo o la petición de acto de conciliación no constituyen numerus clausus de mala fe
No puede presumirse la mala fe porque en el acto de conciliación se solicitaba la venta de la finca al mejor postor de los entonces interesados en la compra, mientras que en la demanda piden la pública subasta
Requerimiento fehaciente
Imposición de costas en allanamiento antes de la contestación de la demanda por mala fe: la parte demandada conocía la deuda y la obligación de pago que mantenía para con la actora, pues fue requerida para su cumplimiento sin obtener ningún resultado
Aunque la demandada se ha allanado con anterioridad a la contestación de la demanda, se le deben de imponer las costas del proceso debido a que ha sido requerida fehacientemente con anterioridad
Debe entenderse acreditado el requerimiento fehaciente, debido a que la parte demandada dejó caducarlo al no ir a recogerlo en la Oficina de Correos, imponiéndole las costas a esta parte
Aunque se allana el demandado antes de contestar a la demanda, actúa con mala fe al no atender el requerimiento de pago que consta en acta levantado por el fedatario y al que este no comparece
Condena en costas al demandado habiéndose allanado antes de la contestación de la demanda, dado que existe requerimiento previo porque viene de monitorio
No habiendo quedado acreditada la recepción de los telegramas, no puede presumirse la mala fe
El fax acompañado de su reporte otorga fehaciencia al requerimiento realizado antes de la interposición de la demanda
La carta certificada es idónea para otorgar fehaciencia al requerimiento de pago con independencia de que el demandado-destinatario optara voluntariamente por no recogerla
En las obligaciones periódicas se presupone la mala fe sin necesidad de requerimiento previo
El mero incumplimiento extraprocesal no implica mala fe: es necesario que, de forma injustificada y maliciosa, se incumpla una obligación que se sabe justa
Las cartas certificadas y los acuses de recibo firmados por quien se presume el portero o empleado de los demandados permite entender al Juez la mala de los allanados
Procede la condena en costas tras el allanamiento en el ordinario posterior a la tramitación del monitorio
Para que se impongan las costas al allanado antes de contestar es necesario que exista plena identidad entre lo pedido en el requerimiento previo y la demanda judicial
Allanamiento después de la contestación
Los demandados no manifestaron que su allanamiento era total hasta el momento de la audiencia previa un momento posterior a la contestación a la demanda por lo que se deben imponer las costas del proceso a dicha parte
El allanamiento no se produjo antes de contestar a la demanda, sino después de transcurrir el plazo legal de la misma, y, debido a que el actor había requerido de pago al demandado mediante burofax, se deben imponer las costas al demandado
El banco se allanó tras la contestación a la demanda y a la proposición y práctica de prueba, por lo que procede la imposición de costas al no existir ni dudas de hecho ni de derecho
Si la demandada pretendía allanarse a la demanda debió hacerlo de forma expresa en el escrito de contestación, pero al no hacerlo así se deben de aplicar las costas a estas parte por ser el allanamiento posterior a la contestación a la demanda
El allanamiento posterior a la contestación provoca la imposición de costas al allanado sin que sea necesario que se aprecie mala fe
Allanamiento parcial
Debido a que el allanamiento fue parcial, se debe revocar la sentencia de primera instancia que condenaba al pago de las costas a la parte demandada, debiendo ahora cada parte afrontar las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad
El art. 395 LEC solo es aplicable al caso de allanamiento total, por lo que ha de estarse a lo dispuesto en el art. 394 LEC para el supuesto de allanamiento parcial
En el escrito de contestación la aseguradora demandada se allanó parcialmente a algunas de las pretensiones indemnizatorias de la demanda, no siendo de aplicación por tanto el art. 395, sino el art. 394 LEC
En materia de costas, en caso de allanamiento parcial, producido con anterioridad a la contestación a la demanda, si el objeto litigioso pudiera escindirse, las costas procesales se reducirían a la cuestión controvertida, aplicándose el 394 LEC
El auto que admite el allanamiento parcial no hará imposición de costas a lo que resulte de la resolución definitiva del proceso; si las pretensiones no allanadas son desestimadas no habrá condena en costas
El allanamiento parcial obliga a esperar a que concluya el proceso para saber si la estimación es integra o parcial y efectuar el correspondiente pronunciamiento sobre costas
El auto que acoge el allanamiento parcial no debe contener pronunciamiento sobre costas, puesto que este quedará supeditado a la estimación o desestimación del resto de pretensiones
Si se impusieran las costas del allanamiento parcial se haría de peor condición a quien se allana que a quien, sin hacerlo, ve estimada parcialmente su oposición en la sentencia que pone fin al proceso
Desistimiento
Desistimiento unilateral y bilateral: el primero se produce antes del emplazamiento del demandado o citación a juicio y no lleva aparejada condena en costas y el segundo, después del emplazamiento y se imponen costas si este no es consentido
Si el desistimiento es consentido por el demandado, sus costas no se le imponen al demandante, aunque sea cierto que pudiera haber desistido antes
Puesto que uno de los demandados consintió incondicionalmente el desistimiento, mientras que el otro lo consintió, pero se opuso a la no imposición de costas, se debe aplicar la norma general del art. 394 LEC
El desistimiento del demandante fue tardío, es decir, después de la contestación a la demanda, y, además, no hubo consentimiento del demandado, por lo que, en virtud de lo dispuesto en el art. 396 LEC, fue correcto el condenar en costas al primero
Aunque la actora desistió, una vez emplazada la demandada, contestada la demanda en el acto de la audiencia previa, no hubo, en consecuencia, por la parte demandada, una oposición expresa al desistimiento, no imponiéndose costas a ninguna de las partes
El desistimiento de la parte actora una vez contestada la demanda, existiendo conformidad de la demandada con solicitud de imposición de costas, supone la condena a la demandante al pago de las mismas
Aunque el desistimiento sea consentido, procede la imposición de costas al actor que desiste para resarcir al demandado de los gastos ocasionados por el proceso
Aunque la oposición al desistimiento no vincula al Juez, que puede dar por terminado el proceso, aquella si debe tenerse en cuenta para condenar en costas al actor
¿Deben imponerse las costas al actor desistido cuando el demandado acepta el desistimiento pero pide la condena en costas? El Tribunal considera que dependerá del momento procesal en el que se produzca
La imposición de las costas a quien desiste exige que la oposición al desistimiento sea clara y expresa, no bastando la disconformidad en cuanto a la no condena en costas al actor
Rebeldía
El allanamiento después de ser declarado en rebeldía y antes de la celebración de la audiencia previa se equipara al realizado antes de la contestación, evitando la imposición de costas
La personación del demandado rebelde en la audiencia previa y su conformidad con la pretensión actora no excluyen la condena en costas
La expresión "antes de contestarla" debe equipararse a antes de que concluya el plazo para contestar; de lo contrario el rebelde siempre podría allanarse, quedando exento de costas
Renuncia
En este caso de renuncia a la acción o al derecho, debe aplicarse la regla general contemplada en el art. 394 LEC, de manera que, al regir el criterio del vencimiento objetivo, se deben imponer las costas al actor
Diferencias entre renuncia y desistimiento: imposición de costas en caso de renuncia
La renuncia del demandante implica la absolución del demandado y, por tanto, el consiguiente pronunciamiento desestimatorio que supone la imposición de costas a quien haya visto rechazadas todas sus pretensiones
Satisfacción extraprocesal
No se imponen las costas a la parte demandada, puesto que aunque ha concluido el proceso por satisfacción extraprocesal, la parte ha actuado de buena fe al hacer todo lo posible para abonar la deuda
Satisfacción extraprocesal: no implica condena en costas, aunque el proceso hubiera avanzado hasta llegar a la sentencia
Se declara terminado el procedimiento por satisfacción extraprocesal, pues una vez recibido el pago la parte ya no tiene interés en la continuación del procedimiento, por lo que se decreta su archivo sin expresa imposición de las costas
Incomparecencia a juicio al comunicar previamente por fax la satisfacción extraprocesal, ya fuera esta, ya fuera desistimiento: no ha lugar a costas
Ante la satisfacción extraprocesal del procedimiento de desahucio con la entrega de la vivienda, procede la imposición de costas al arrendatario
Para poner fin al proceso por satisfacción extraprocesal se requiere que el demandado satisfaga a la parte actora las costas, puesto que se solicitan en la demanda, pues, si no fuera así, se daría lugar a un fraude de ley
Argumentos para la imposición de las costas al comunero moroso que paga aun considerándola como satisfacción extraprocesal
No sería acorde con la exigencia de buena fe procesal exonerar de costas a quien espera a satisfacer las pretensiones tras haber desatendido las reclamaciones previas
Satisfecha extraprocesalmente la pretensión, el proceso debe continuar si el actor solicita se considere como allanamiento y la imposición de costas al demandado
La satisfacción extraprocesal exige el cumplimiento de todas las pretensiones, incluidas las costas; lo contrario supondría un abuso de derecho
El supuesto de terminación extraprocesal siempre se aplica sin imposición de costas por expresa disposición legal
Carencia sobrevenida del objeto
La parte recurrente vendió a la actora la finca que podía verse afectada por la pretensión objeto del litigio, declarándose concluido el proceso por carencia sobrevenida de objeto, con la consecuencia de no realizar condena sobre las costas
Imposición de costas en los casos de carencia sobrevenida del objeto y archivo de las actuaciones cuando no hay acuerdo entre las partes sobre las costas
La estimación del recurso teniendo por no opuesto al deudor en el monitorio supone la carencia de objeto en el declarativo siendo de aplicación el art. 22 LEC sin imposición de costas
La ineficacia sobrevenida del acuerdo inicialmente impugnado supone la desaparición del interés legítimo y, por tanto, la no condena en costas
No procede condena en costas prevista en el art. 395 LEC al deberse la terminación del proceso a la carencia sobrevenida de su objeto y no al allanamiento
Enervación del desahucio
Ante la situación del impago de la renta en el momento de interposición de la demanda, se tiene por enervada la acción de desahucio imponiendo las costas del proceso a la arrendataria
Se ha producido la enervación de la acción de desahucio con la obligada consecuencia de imponer las costas a la parte demandada
La arrendataria consignó las rentas debidas después del decreto del Secretario, por lo que enervó la acción de desahucio, debiendo pagar las costas
Imposición de costas al arrendatario por la enervación de la acción de desahucio con posterioridad a la interposición de la demanda
Procede la condena en costas al arrendatario en caso de enervación de la acción de desahucio
Al haberse obtenido el vencimiento objetivo de la pretensión, el desahucio, se le imponen las costas al inquilino, aunque haya sido subsidiariamente y evitado por enervación de la acción
Habida cuenta los pagos de la renta se han efectuado sin respetar los plazos estipulados en contrato procede tener por enervada la acción de desahucio pues en el momento de la vista se estaba al corriente en el pago, pero con condena en costas
Condena en costas al demandado pese a la enervación de la acción de desahucio por falta de pago
Enervación de la acción de desahucio por falta de pago, pues, previamente a la celebración del juicio, se abonan las rentas pendientes, pero procede la condena en costas al demandado
Caducidad de la instancia
Puesto que aún no se ha presentado escrito por persona que fuere heredera del apelante fallecido ha transcurrido con exceso el año que para la caducidad de la instancia, debiendo pagar cada parte las costas de su instancia y las comunes por mitad
La caducidad de la instancia por disposición del art. 240.3 impide la imposición de costas
La exoneración de costas solo tiene lugar cuando el proceso concluye por caducidad de la instancia y no cuando la demanda decae por haber caducado el derecho o acción
No procede condena en costas en los supuestos de caducidad aun cuando el demandado considere que el actor dejó transcurrir los plazos para quedar exonerado de aquellas
Criterios en ejecución
Provisional
Pago en los 20 días siguientes a la admisión
No se pueden imponer las costas al ejecutado cuando este paga la cantidad reclamada dentro de los 20 días siguientes a conocer el propósito del acreedor de ejecutar provisionalmente la sentencia
No es exigible al ejecutado el pago de unas costas cuando ha cumplido voluntariamente antes del transcurso de 20 días desde la admisión a trámite de la solicitud de la demanda de ejecución provisional
No procede imponer costas al ejecutado provisionalmente que tras recibir el auto de despacho paga voluntariamente dentro de los 20 días y, por lo tanto resulta indebida esa partida de la tasación
Desde que se inicia la ejecución, el ejecutante tiene derecho al resarcimiento de las costas procesales, puesto que la ejecución provisional no es un capricho del vencedor sino un derecho
El ejecutado que no cumple voluntariamente la sentencia de instancia está obligado a soportar las costas de la ejecución provisional si se insta esta
Oposición
En el trámite de oposición a la ejecución provisional, la norma general sobre condena en costas para los casos de estimación parcial, como es el presente, cada parte abonará las causadas a su instancia y las comunes por mitad
La desestimación del incidente de oposición a la ejecución provisional debe conllevar la condena en costas
Procede la condena en costas del ejecutado que tras su oposición en la ejecución provisional efectúa el pago de las pensiones reclamadas
En caso de desestimación de la oposición se condenará en costas al ejecutado por aplicación de las normas relativas a la ejecución forzosa: arts. 559 y 561
Que el art. 528 LEC no haga referencia al pronunciamiento sobre costas no supone que este no deba existir. sino que se aplica el criterio general del vencimiento del art. 394 LEC
Ante la falta de previsión del art. 530 LEC en materia de costas se aplica el régimen de imposición que se prevé para el incidente de oposición a la ejecución forzosa del art. 561
Revocación
La revocación parcial de la sentencia provisionalmente ejecutada no excluye la imposición de las costas al ejecutado que no cumple voluntariamente en el plazo legal de 20 días
Las costas de la ejecución provisional son de cuenta del ejecutado aunque exista revocación parcial de la sentencia reduciendo la deuda
Posturas contradictorias sobre la restitución de las costas procesales en caso de revocación parcial, no total, de la condena en costas
La revocación parcial no genera el derecho a la devolución de las costas
Revocada la sentencia provisionalmente ejecutada deberán devolvérsele al ejecutado todas las costas de la ejecución provisional, incluidas las derivadas de sus incidentes
Forzosa
Costas de la ejecución
Costas de la ejecución forzosa: si el acreedor se ve en la necesidad de instar la ejecución forzosa no ofrece duda que las costas deben ser de cuenta del deudor ejecutado
Aun cuando la aseguradora consignó con anterioridad a la presentación de la demanda las circunstancias: falta de un ofrecimiento y falta de comunicación de las consignaciones efectuadas hace que proceda la imposición de costas
No procede imposición de costas a la ejecutada ya que no ha existido conducta de la ejecutada contraria al cumplimiento alegando defectos en la actuación notarial
Las costas de la ejecución son a cargo del ejecutado por disposición legal, no viéndose afectadas por el resultado del incidente de oposición cuyo pronunciamiento es independiente
El ejecutado soportará las costas de la ejecución sin necesidad de expreso pronunciamiento
Costas de la oposición
No estamos en el supuesto de costas de la ejecución sino en el incidente de oposición, de forma que si se estimara la oposición, las costas del incidente deben quedar de cuenta del ejecutante, sin ningún margen de discrecionalidad
La minuta se refiere a actuaciones de ejecución forzosa con oposición para las que la Ley establece pronunciamiento sobre costas
Las costas de la oposición se rigen por el criterio del vencimiento objetivo y requieren una resolución judicial que las imponga
En caso de estimación parcial de la oposición no habrá especial pronunciamiento sobre costas; si la estimación es total el ejecutante soportará las del incidente y no existiría la condena en costas de la ejecución prevista en el art. 539.2
Dineraria
Se desestima el recurso en relación con el auto seguido en proceso de ejecución dineraria, estableciendo que el deudor aun cuando hubiera pagado en el acto del requerimiento serán también de su cargo todas las costas causadas
Estando ante la estimación parcial de la oposición a la ejecución dineraria deberán asumir las partes el pago de las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad
El pago del ejecutado posterior al requerimiento sin justificar la causa por la que no pudo pagar antes no evita que sea condenado en costas
Las costas devengadas por la ejecución dineraria deben imponerse al ejecutado aun cuando pague el deudor; en caso de oposición, el incidente tendrá un pronunciamiento autónomo
Hipotecaria
No es necesario el consentimiento de las partes cuya intervención en el proceso de ejecución hipotecaria sea voluntaria y adhesiva para la no imposición de las costas al ejecutante en caso de desistimiento
Respecto de las costas del incidente de oposición en el proceso de ejecución hipotecaria, debe aplicarse el art. 561 LEC a cuyo tenor, si se estimara la oposición, las mismas deben queda a cuenta del ejecutante
Puesto que no existe regulación expresa en materia de costas relativa a particularidades de la ejecución hipotecaria, se deben aplicar los arts. 539 y 583 LEC imponiendo las costas al ejecutado
Condena en costas por mala fe a la entidad que presenta la ejecución hipotecaria con posterioridad a la inscripción de la titularidad de la apelada
El ejecutado que libera el bien tras el ejercicio de la acción hipotecaria deberá asumir las costas; no habrá condena en costas si la acción es enervada por el tercer poseedor que no fue requerido extrajudicialmente
Costas de la oposición a la ejecución hipotecaria: ante el silencio del art. 695 el órgano judicial considera de aplicación el art. 539.2 (costas al ejecutado), pero no el art. 561 (vencimiento objetivo)
Disposiciones reguladoras de las costas procesales en el ámbito de la ejecución sobre bienes hipotecados
Ejecución en procesos de familia
Se imponen
En la ejecución las costas no se rigen por el art. 394 LEC y han de soportarse por el ejecutado aún sin expresa imposición
Las costas del incidente de oposición a la ejecución tampoco están sujetas al art. 394 LEC, sino al art. 561
Se condena en costas puesto que la ejecución desestima totalmente la oposición de la ejecutada, respecto de una sentencia extranjera que se ha reconocido por exequatur
No procede la imposición de costas, pues la medida sobre el preaviso en el ejercicio de las visitas no se recoge en la parte dispositiva de la sentencia, por lo que no se pudo despachar ejecución sobre ella
Las costas que derivan del proceso de ejecución recaen, por imperativo legal, en el ejecutado, sin necesidad de pronunciamiento, al contrario de lo que sucede con las costas del incidente de oposición a la ejecución
Es válida la imposición en costas en fase de ejecución, puesto que, aunque se ha visto reducida la cantidad que inicialmente se solicitaba, la minoración es de poca importancia en relación con el total adeudado
La pluspetición solicitada presentaba un evidente error material, debido a que el ejecutado solicitó el despacho de ejecución por el total de las costas y no por la mitad como se estableció finalmente, debiéndose imponer las costas a este
Al rechazar los motivos de oposición, deben imponerse las costas al ejecutado
No se imponen
Procede la no imposición de costas a la ejecutante, ya que el pago de las pensiones alimenticia y compensatoria, alegado en la oposición, se realizó con retraso y después de la interposición de la demanda
Aunque la consignación de la deuda por la pensión de alimentos fue posterior a la interposición de la demanda no se imponen las costas, pues tiene su explicación en las conversaciones y negociaciones entre las partes
No procede la imposición de costas, pues la medida sobre el preaviso en el ejercicio de las visitas no se recoge en la parte dispositiva de la sentencia, por lo que no se pudo despachar ejecución sobre ella
Se deja sin efecto la condena en costas impuesta en la ejecución de las visitas, porque es criterio de la Sala, al tratarse de un derecho que tiene el padre, el normal desarrollo de dicho régimen y no habiéndose entrado en valoraciones pecuniarias
Las costas de ejecución serán siempre del ejecutado, pero, cuando existe oposición y prospera parcialmente, no deben imponerse
Si la oposición prospera parcialmente y se ha consignado la suma que realmente se adeudaba al tiempo de plantearla, no hay condena en costas
El error al computar las cantidades abonadas por el ejecutado implica reducir la cantidad a despachar sin imponerle costas
Tercerías
De dominio
El tercerista ha visto totalmente rechazada su pretensión de levantamiento del embargo, por lo que procede imponer las costas de primera instancia al tercerista demandante
En caso de allanamiento en tercería de dominio se aplica el art. 395 LEC, no estableciéndose las costas a la parte al allanarse antes de la contestación y no apreciándose mala fe
El burofax unido a la demanda no acredita mala fe en la actuación procesal de la demandada, por lo que no procede la imposición de costas en la tercería de dominio
Si el ejecutante se opone a la tercería de dominio debe ser condenado en costas cuando es desestimada la oposición
No cabe calificar de mala fe la actitud del ejecutante, pues, una vez ordenado y anotado el embargo, lo procesalmente correcto es el planteamiento de tercería de dominio a cuya vista es legítimo que este pueda allanarse, sin imposición de costas
El auto que resuelve sobre la tercería de dominio se pronunciará con respecto a las costas, remitiéndose al art. 394 LEC, por lo que no procede su imposición cuando no se contesta o salvo mala fe o cuando se allana como es el caso
No produciéndose la falta de contestación a la demanda, el art. 603 LEC remite a las reglas generales sobre costas, imponiéndolas a la parte que haya visto rechazadas sus pretensiones salvo en casos de dudas de hecho o derecho
No procede la condena en costas al demandado que no contestó a la demanda y en quien no hallo el tribunal mala fe en su actuación procesal
En el presente procedimiento los demandados de tercería de dominio no han contestado a la demanda, por lo que no pueden ser sancionados con la imposición de costas procesales
Imposición de costas al ayuntamiento que se allana a la tercería pese a que la había rechazado en la vía administrativa. Aplicación del art. 395.1 LEC
Exoneración de costas pese a la desestimación de la tercería: aplicación de la excepción derivada de la existencia de serias dudas de hecho
La excepción (mala fe) a la exoneración de costas al demandado que no contesta debe ser objeto de interpretación restrictiva
Imposición de costas a los demandados pese a la falta de contestación a la tercería: su actitud en los previos actos ejecutivos justifica la condena
El demandado que no contesta la tercería queda exonerado de costas salvo que se justifique la existencia de mala fe
Rechazo de tercería de dominio por extemporánea ex art. 596.2 LEC. Imposición de costas al solicitante por remisión al art. 603 LEC
Principio de vencimiento extensible a supuestos de desestimación de tercería por incumplimiento de requisitos procesales: falta de aportación de principio de prueba
No puede apreciarse mala fe en el ejecutante que se allana a la tercería de dominio cuando el contrato de leasing que recaía sobre el vehículo embargado no estaba inscrito en el Registro
De mejor derecho
Quien no se opone a la demanda ni la contesta, a sabiendas de que se tendrán por admitidos los hechos de la demanda, no formula pretensión alguna y consecuentemente no puede ver rechazada su pretensión, no se le pueden imponer las costas
Ha de estimarse parcialmente el recurso de una de las demandadas toda vez que no cabe la imposición de costas cuando no se contestó la demanda de tercería de mejor derecho
Cuando se estimare la demanda de tercería de mejor derecho, se impondrán las costas al ejecutante que hubiera contestado a la demanda oponiéndose a dicha tercería
Si la sentencia desestimase la tercería, condenará a todas las cotas al tercerista, pero como se ha estimado parcialmente, se imponen las costas a la parte que hubiera litigado con temeridad, que no es el caso del tercerista
Tercería de mejor derecho: siendo la sentencia estimatoria en virtud de allanamiento, sin oposición no procede imponer a la entidad demandada las costas de la instancia
No podemos suponer que la falta de expresa regulación del supuesto de no contestación a la demanda, esto es, de inactividad del ejecutante, debe conllevar a la condena en costas, debiéndose acudir al contenido del art. 394 LEC para su determinación
Imposición de costas al demandado ejecutante solo si se opone a la tercería; en los supuestos de allanamiento o no contestación no las hay sin necesidad de acudir a la existencia o no de mala fe
Estimación de la tercería con oposición tanto del ejecutante como de los ejecutados: sistema de distribución de costas entre ellos
Las reglas sobre imposición de costas en caso de allanamiento contenidas en el art. 395 LEC no son de aplicación a la tercería de mejor derecho
Si el ejecutante se allana a la tercería antes de contestarla, pero previamente había sido requerido extrajudicialmente, ¿queda exonerado de costas? Argumentos a favor de la no imposición
La estimación de la tercería no conlleva la imposición de costas al ejecutante que se personó, pero no contestó
Si no ha habido contestación no deberá haber imposición de costas para el ejecutante, salvo que se aprecie mala fe en su actuación por aplicación analógica del art. 603 LEC
Criterios en medidas cautelares
En caso de allanamiento
En los casos de allanamiento a la cautelar en los que solo se pide que se eleve la caución no hay costas
No procede la imposición de costas a los codemandados que se allanan a la demanda principal aunque previamente se haya admitido la solicitud de anotación preventiva
En caso de estimación
A favor de la imposición
Criterios a favor de la no imposición de costas en los casos de admisión de cautelar en interpretación del silencio del art. 735 LEC
Existe una falta de previsión legal sobre la imposición de las costas en la regulación de las medidas cautelares, que no debe ser interpretada como voluntad de aplicar el criterio general sobre costas, previsto en el art. 394 LEC
Todo procedimiento debe tener pronunciamiento sobre costas; aunque el art. 735 LEC no lo prevea, se aplicará el principio general del vencimiento del art. 394
Pese a que no se ha recogido expresamente la condena en costas en caso de adopción de la medida, esta es preceptiva por aplicación de la regla general de vencimiento no excepcionada por el legislador
En contra de la imposición
En cuando a la admisión de una medida cautelar la Ley no establece expresa condena en costas a ninguna de las partes
No procede imposición de costas, aunque se hayan estimado las medidas cautelares
La adopción de la medida cautelar, rechazando la oposición, no se equipara al vencimiento, no siendo procedente la condena en costas
Argumentos de por qué se considera que la falta de condena en costas en caso de admitirse la medida cautelar es correcta y no obedece a una omisión del legislador
No deben imponerse las costas al demandado que se opone a la medida cautelar en el trámite de audiencia preceptiva previsto en la Ley
En caso de desestimación
Ante la denegación de las medidas cautelares se imponen las costas a tenor de los principios del art. 394 LEC
Tanto en el caso de ser acordadas como denegadas las medidas cautelares, se remite a los criterios del art. 394 LEC para la imposición de las costas
Desistimiento de las medidas cautelares instadas: no hay condena en costas porque las demandadas aceptaron el desistimiento
Imposición de costas al actor que desiste de la medida cautelar si el demandado solicita la condena al pago de las mismas
El desistimiento de las medidas cautelares, al contrario que en el proceso declarativo, conlleva siempre la imposición de costas al solicitante
Inaudita parte
Se imponen las costas a una y otra parte en el supuesto de oposición a las medidas cautelares adoptadas inaudita parte
El art. 741.2 LEC especifica sobre la imposición de costas en el incidente de oposición a las medidas cautelares adoptadas inaudita parte que, si se mantienen, condenará al opositor a las costas
Cuando estamos ante una medida cautelar adoptada sin audiencia de la parte demandada, se debe aplicar el art. 741 LEC, que sigue los criterios de vencimiento objetivo sin aplicar las reglas del art. 394 relativos a las serias dudas
En la oposición a las medidas cautelares adoptadas inaudita parte las costas se imponen conforme al estricto principio de vencimiento objetivo
Las costas de la oposición se regirán por el estricto principio de vencimiento sin que quepa aplicar criterios como las "serias dudas", la temeridad o la mala fe
Cautelares adoptadas inaudita parte: si se alzan tras la oposición, las costas deberán imponerse al actor sin que tenga cabida la excepción de serias dudas; si, solicitadas varias, solo se estimara la oposición a algunas de ellas, no habrá imposición de costas
El alzamiento de la medida cautelar acordada inaudita parte supone la condena en costas al actor por imperativo legal
Criterios en recursos
Apelación
Estimación/desestimación
Condena en costas a la parte apelante al resultar desestimadas todas las pretensiones de su recurso
Habiendo podido corregirse este error en primera instancia, se imponen las costas de la apelación al recurrente siguiendo la regla general para los supuestos de desestimación
Imposición de costas al entender sustancialmente desestimado el recurso de apelación dada la divergencia de valor entre lo pedido y lo concedido
En el supuesto de estimación parcial del recurso, solo puede condenarse a costas cuando se razone haber litigado el demandante con temeridad
Al haber prosperado en parte el recurso de apelación interpuesto, se está en el caso de no hacer condena en cuanto a las costas de esta segunda instancia
Aun siendo desestimado el recurso por no caber apelación, no procede la condena en costas al haber inducido el Juzgado al error
Habiendo prosperado el recurso de apelación, no se condena en costas del recurso a ninguna de las partes
Desistimiento
Se entiende desistido el recurso al presentarse escrito de desistimiento firmado por ambas partes en el que solicitan, además, la no imposición de costas
El desistimiento en el recurso conlleva que las costas sean de oficio, máxime cuando ninguna actuación ha hecho la contraria
Falta de personación
Declarado desierto el recurso por la falta de personación del apelante, la condena en costas consiguiente supone estimar como beneficiaria a la parte apelada personada
La falta de personación del apelante conlleva la deserción del recurso con condena en costas, pero el apelado no tendrá derecho a cobrar estas si el tampoco se personó
La falta de personación ante el Tribunal ad quem no implica falta de participación en el proceso y, por tanto, no excluye la tasación de las costas
Casación y extraordinario por infracción procesal
Estimación/desestimación
La estimación del recurso supone la no imposición de las costas y casación parcial de la sentencia recurrida
No cabe en casación modificar el principio del vencimiento, sino únicamente revisar que no haya sido infringido
Desistimiento
El desistimiento en el recurso de casación comporta la condena en costas para la parte que lo interpuso, ya que crea una situación que equivale a la desestimación del recurso
El desistimiento en el recurso extraordinario por infracción procesal conlleva la condena en costas y la pérdida del depósito
El desistimiento en la casación o en el extraordinario por infracción procesal comporta la condena en costas al margen de que, si no ha existido actuación de la contraparte, no se practique la tasación
Rescisión de sentencias firmes
En el procedimiento de rescisión de sentencias firmes si se desestima la solicitud se imponen las costas al rebelde sin paliativo alguno
Habiéndose rescindido la sentencia y no apreciando actuación temeraria, no procede hacer pronunciamiento sobre costas
Imposición de costas al rebelde cuya acción de rescisión ha sido desestimada

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido
IdCampaña:0