Repercusión de gastos de Comunidad al arrendatario: Arrendamientos  posteriores a 1 de enero de 1995

Repercusión de gastos de Comunidad al arrendatario: Arrendamientos posteriores a 1 de enero de 1995

Autor: Departamento Jurídico de Sepin Arrendamientos Urbanos

Publicación: 12 / 2015

ISBN: 978-84-1332-494-4

Editorial: SEPIN

Referencia: 3068

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Las gastos de Comunidad podrán repecutirse al arrendatario conforme el art.20 de la LAU en los contratos posteriores al 1 de enero de 1995, siempre que se cumplan ciertos requisitos como el pacto escrito, la determinación del importe, etc. Analizamos en este estudio todas estas cuestiones.


Artículo Monográfico
Repercusión de gastos generales de mantenimiento y servicios individuales al arrendatario
Jurisprudencia
Gastos de comunidad
Pacto
Al haberse pactado que el inquilino abonaría los gastos de comunidad, y dado que efectivamente este los ha venido abonando, no puede oponerse ahora a su pago, aunque no esté fijada su cuantía
Dada la poco clara redacción del contrato de arrendamiento y teniendo en cuenta que en ningún momento durante el alquiler se han reclamado los gastos comunes, se entiende que no se pactó que fueran responsabilidad del inquilino
Pactado por las partes que sería el inquilino el responsable del pago de los gastos de comunidad y no acreditado su pago, se le condena al abono de la suma reclamada
Al no haber demostrado la inquilina que se acordara que el consumo de agua no debía pagarlo, pues nada indica la falta de demostración del cobro de dicho concepto en el pasado, se la condena a su abono
Los gastos por consumos exclusivos del inquilino han de ser abonados por este
Procede la repercusión del gasto de reparación de la terraza que constituye elemento común del inmueble al haberse convenido en el contrato la repercusión de los gastos comunes y generales
Al no constar ningún pacto o acto que revele que los inquilinos asumieron el pago de gastos de comunidad y de suministros, no puede condenárseles al pago de dichos gastos
Los arrendatarios que se obligaron al pago de las cuotas comunitarias deben abonar las cantidades adeudadas correspondientes
Obligación de reintegración a los arrendatarios de las cantidades correspondientes a los gastos de portería y limpieza por no ser válido su pacto en el contrato
En un contrato distinto de vivienda, pactado después del 1 de enero de 1995, la repercusión al arrendatario por obras en la Comunidad será como esté pactado en el contrato y no por aplicación del art. 108 TRLAU
No procede reclamación de gastos de comunidad por no estar expresamente pactado en el contrato
No es válido el pacto expreso de asunción de servicios y suministros por arrendador en contrato sujeto a la LAU 1994
Requisitos
Para repercutir los gastos de comunidad es necesario que a la fecha del contrato se determine su importe anual
Al desconocerse cuál es el importe de gastos comunes que corresponde a la inquilina, por no haberlos desglosado la arrendadora, no se la puede condenar a su abono
De la prueba documental aportada se desprende que los gastos de comunidad correspondientes a los tres meses de renta reclamados no deben ser soportados por el inquilino, dado que en los mismos no aparece este concepto
Debe el arrendador facilitar al inquilino los datos de los gastos comunes, con el fin de que este último pueda comprobar la realidad de las cantidades reclamadas por este concepto
Aunque se deban más mensualidades de renta, solo puede estimarse lo solicitado, por ello se condena al inquilino al pago de las reclamadas, no pudiendo ondenársele al pago de gastos comunitarios tampoco, al no haberse probado su cuantía
Al no poderse individualizar los recibos por luz, agua y basuras, no puede exigirle al arrendatario el pago por los mismos, además de que en el contrato no se estableció que los tuviera que soportar
Nulidad de cláusula que impone los gastos generales a cargo del arrendatario por faltar la determinación anual de su importe
Notificación
Al no haber notificado el arrendador el incremento de los gastos comunes, el inquilino solo está obligado a abonar el importe pactado de los mismos
Obligación de abonar los gastos generales al quedar subsanada la falta de notificación por no incrementarse la cuantía fijada en el contrato
Gasto extraordinario
No debe el inquilino abonar los gastos extraordinarios reclamados, toda vez que se pactó que haría frente únicamente a los gastos corrientes del centro comercial en el que se ubica el local alquilado
No procede la repercusión al arrendatario del gasto extraordinario de sustitución de ascensor por uno nuevo al no servir de utilidad alguna para él por tratarse de un piso bajo
No puede entenderse incluido el gasto extraordinario de derrama por obras de reparación en la Comunidad en el pacto de repercusión al arrendatario de los gastos comunes
No hay condena al pago de los gastos extraordinarios de comunidad por no estar expresamente pactado en el contrato
No se le pueden repercutir al inquilino los seguros contratados por la Comunidad de Propietarios para incendios y responsabilidad al no tener el carácter de servicios o suministros repercutibles
De la interpretación del contrato de arrendamiento firmado entre las partes y de su naturaleza se concluye que al hablar de los gastos comunes del edificio se referían a los ordinarios de comunidad, no incluyendo los extraordinarios
Prescripción
No cabe aplicar el art. 1.966.2 CC de plazo de prescripción de cinco años a la obligación legal de pago de los servicios individualizados de la finca
Formulario
Requerimiento de repercusión de los gastos generales de la finca

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido