Tratamiento actual de la custodia compartida en los supuestos de violencia familiar

Tratamiento actual de la custodia compartida en los supuestos de violencia familiar

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Violencia Doméstica y de Género

Publicación: 5 / 2016

ISBN: 978-84-1332-592-7

Editorial: SEPIN

Referencia: 3118

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Nuestros Juzgados y Tribunales conceptúan la custodia compartida como una modalidad de ejercicio de la responsabilidad parental, tras la crisis de la relación de pareja, en la que tanto el padre como la madre están capacitados para establecer una relación viable entre ellos con el objeto de facilitar a los hijos comunes la más frecuente y equitativa comunicación con ambos progenitores, y de distribuir de forma justa y proporcional la atención de las necesidades materiales de los hijos, con la previsión de un sistema ágil para la resolución de los desacuerdos que puedan surgir en el futuro. Pero ¿qué sucede en aquellos supuestos en los que uno de los progenitores solicita este sistema de guarda cuando ha tenido lugar un episodio de violencia en el ámbito familiar, o bien se produce una vez fijado aquel? Establecer una custodia compartida coloca a los menores en una situación de riesgo, lo que determina que tanto el Código Civil en su art. 92.7, como la legislación autonómica la excluyan. Abordamos aquí esta problemática expuesta a través de resoluciones judiciales y opiniones doctrinales.


Doctrina
Inoportunidad del régimen de custodia compartida en supuestos de violencia sobre la mujer
La custodia compartida en supuestos de violencia familiar
Jurisprudencia comentada
Guarda y custodia compartida en violencia de género, en situación de riesgo para los menores se mantiene la materna
Jurisprudencia
No se concede por existir un proceso penal en curso
Los acuerdos sobre custodia compartida fueron anteriores al maltrato: se mantiene custodia materna
No procede custodia compartida ante un episodio de violencia y falta de ingresos del padre
No es aconsejable la custodia compartida: existe orden de protección y el cuidado del padre es tangencial
Dadas las circunstancias y el proceso penal en curso, no procede fijar la guarda y custodia compartida
Pese a la buena relación entre padre e hija, el proceso penal en curso impide la custodia compartida
Aunque no hay sentencia, sí se han acordado diligencias por maltrato en presencia del menor
Los procesos penales iniciados por ambos revelan un gran enfrentamiento que impide la custodia compartida
No se concede por haber recaído una condena penal por violencia familiar
Guarda y custodia compartida en Violencia de Género: la situación de riesgo para los menores aconseja mantener la materna
Figura una condena penal, no firme, y hay más estabilidad para la menor si convive con su madre
Pese al archivo de la denuncia, existe un ambiente conflictivo que desaconseja la guarda y custodia compartida
No se concede por falta de entendimiento
No se admite la custodia compartida pese al archivo de actuaciones, dada la falta de comunicación
Se concede o mantiene la guarda custodia compartida
Ante el buen entendimiento se concede custodia compartida temporalmente
Mantenimiento de guarda compartida pues la injuria puntual no es un acto de violencia doméstica
Custodia compartida ante la condena por daños pero absolución por violencia de género
No hay cambio de custodia compartida pese a la condena penal del padre, por un hecho aislado que no se ha repetido
Aplicación de la legislación catalana
Se otorga la custodia compartida
El menor no es víctima indirecta, pues el episodio fue de carácter leve y en una sola ocasión
No se concede la custodia compartida por haberse iniciado un proceso penal y ser víctima indirecta los menores
Aunque no puede concederse custodia compartida, ante la actitud del progenitor se mantiene el régimen de estancias
La menor de once meses no vive directamente pero el sufrimiento de su madre tiene incidencia en ella
Los indicios de que los actos de violencia de género hayan afectado al menor impiden acoger guarda y custodia compartida
La incoación de proceso penal por actos de violencia hacen que el menor pueda ser víctima: no procede la custodia compartida
El menor presenció los actos de violencia de género, por lo que no se puede conceder custodia compartida aunque la sentencia no sea firme
Casos en que se valora, además del proceso penal en curso, el resto de circunstancias
No procede la custodia compartida por la mala relación de los padres y la orden de protección dictada
Incluso prescindiendo del incidente violento, el menor con su madre está bien atendido y el trabajo del padre le exige muchos desplazamientos
El hijo de 15 años rechaza todo contacto con su padre, le ha desatendido, además de la agresión sexual a su madre siendo él testigo
Aplicación de la legislación aragonesa
El padre no presenta plan organizativo ni tiene vivienda, además del proceso penal, todo impide fijar custodia compartida
La condena penal de la madre y la orden de alejamiento impiden fijar la custodia compartida
Al no haber tenido relación padre e hijo, se valora para el mejor interés del menor mantener la custodia individual materna
Aplicación de la legislación valenciana
Al haber terminado el proceso penal ha terminado con absolución, se fija custodia compartida para la hija menor
No es posible fijar la custodia compartida al estar pendiente un proceso penal, pero sí se fija un régimen amplio de visitas

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido
Direct