Violencia de género y nuevas tecnologías

Violencia de género y nuevas tecnologías

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Violencia Doméstica y de Género

Publicación: 11 / 2015

ISBN: 978-84-1332-474-6

Editorial: SEPIN

Referencia: 3356

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Las nuevas tecnologías han creado un espacio diferente, en el que han surgido nuevas formas de relacionarse y, como suele suceder, un nuevo espacio en el que delinquir. Muchas de esas nuevas formas de delincuencia hacen emerger un ancestral elemento machista que aquí encuentra su propicio caldo de cultivo, bajo el cobijo del anonimato, que de esta forma mete de lleno esas actividades virtuales en el campo de la violencia de género. Así es, a través de Internet, mediante el correo electrónico o las redes sociales, WhatsApp y otros programas de mensajería instantánea, se cometen diferentes conductas delictivas relacionadas con la desigualdad entre mujeres y hombres, las cuales pueden afectar a bienes jurídicos diferentes, como vemos en delitos que atacan a la libertad, contra la libertad sexual, contra el derecho a la intimidad, la propia imagen o el honor, contra la integridad moral y contra la Administración de Justicia. Algunas de estas conductas ya tienen su propia denominación, como ocurre con el ciberbullying, stalking o sextorsión.


Las nuevas tecnologías: una vía más para la violencia contra las mujeres
La utilización de Google Maps como prueba en juicio
El pantallazo de Google Maps prueba que el acusado no superó la distancia establecida en la medida de protección
Violencia de género cometida con las nuevas tecnologías
Delitos que atacan la libertad
Ciberacoso
"Grooming" o ciberacoso sexual
El acusado contactó con la menor, que tenía doce años, a través de facebook, lo que integra el delito de acoso sexual infantil a través de internet del art. 183 bis CP
El acusado realizó actos evidentes de proposición sexual con intención de conertar un encuentro con la menor, a sabiendas de su edad: hay acoso sexual
El hecho de dar publicidad a un teléfono en chats de Internet de contenido sexual, supone un acoso telefónico, pero no se ha probado que haya sido el imputado el que lo publicó
Amenazas
Se condena al acusado por un delito de amenazas por unos comentarios vertidos a través de facebook en la cuenta de su ex pareja, acreditada su autoría en prueba documental y pericial obrante en autos
Comisión del delito de amenazas en el ámbito familiar por el envío de mensajes a través de WhatsApp con contenido amenazante, estando acreditado que los envió el acusado y sin que se vulnere su derecho a la presunción de inocencia
Comisión del delito continuado de amenazas, puesto que el acusado chantajeó a la denunciante, lo cual queda acreditado a través de las conexiones de aquel desde su dirección IP
El delito de amenazas no puede absorber el delito contra la integridad moral cometido por el acusado cuando obligó a la víctima a enviarle videos sexuales sino que debe aplicarse el concurso real de delitos
Delitos contra la libertad sexual
Aunque el acusado no utilizase a las víctimas para filmar el material pornográfico, porque no lo sabían, cometió el delito del artículo 189.1 a) CP, pues se aprovechó de las mismas
Las conversaciones a través de redes sociales con la menor, su testifical, sus fotografías desnuda y los archivos de contenido pedófilo de los discos duros son prueba suficiente para enervar la presunción de inocencia del acusado
Teniendo en cuenta que el acusado era informático y llevaba varios años utilizando eMule, este era consciente que desde ese programa se compartían los archivos de pornografía infantil que se descargaba
Inadmisión de la casación, puesto que el número de archivos de pornografía infantil que tenía el acusado en su ordenador, que compartía con otros usuarios a través de Emule, es prueba de cargo suficiente para condenarle por la distribución
El acusado contacta con el menor a través de tuenti y le ofrece dinero, porros y una play station a cambio de tener una relación sexual con él, lo que configura el delito de corrupción de menores del art. 187.1 CP
El acusado era el marido de la madre de la menor y abusó de la niña de forma reiterada antes de que cumpliese 13 años, además de grabarla en vídeo y guardar sus fotos: hay delitos de abuso sexual y producción de pornografía continuados
Delitos contra el derecho a la intimidad
Coger el teléfono móvil de su expareja para revisar los mensajes y comprobar si tiene una nueva relación configura el tipo penal de vulneración de la intimidad del art. 197.1 CP
Delitos contra el honor o la propia imagen
Los acusados difundieron por correo electrónico fotos de la denunciante manteniendo relaciones sexuales, integrando el tipo del art. 197.3 CP
Comisión del delito del art. 197.2 CP por colgar en el perfil de Messenger de la perjudicada contenidos sexuales explícitos, transgrediendo la confianza por haber tenido una relación sentimental previa
Se prueba suficientemente que el acusado captaba imágenes de la víctima con el móvil mientras estaba en el servicio público de la estación de tren: hay delito contra su intimidad
Delitos contra la integridad moral
Comisión de la falta de vejaciones injustas al acreditarse que los mensajes insertados en una web erótica para perjudicar a la denunciante fueron insertados desde el ordenador del denunciado, que no cobró un trabajo realizado para aquella
Delitos contra la Administración de Justicia
Se condena al acusado por un delito de quebrantamiento de condena y falta de injurias por los comentarios injuriosos puestos en su estado de WhatsApp y que el juzgador estima destinados a su ex-esposa
Quebrantamiento de medida cautelar: se condena al acusado por romper la prohibición de comunicación al enviar mensajes whattsapp desde su teléfono, hechos desde su teléfono y con contenido personal, resultando únicamente atribuible a él
El comentario que vierte el recurrente en facebook sin lugar a dudas iba dirigido contra la persona a la que sabía que no se podía acercar de ninguna manera por mandato judicial
Los mensajes enviados por WhatsApp y la declaración del acusado que reconoció haber enviado uno son prueba suficiente para condenarle por el quebrantamiento de condena, sin que se acredite que los mensajes aportados estuviesen manipulados
Comisión del delito de quebrantamiento de condena, acreditado mediante la impresión de las páginas de Facebook en las que el acusado solicitó la amistad de la víctima, la nota con sus teléfonos y las intentonas de comunicación con ella
Quebrantamiento de la medida de alejamiento por crear varias cuentas en Twitter con el fin de comunicarse con la denunciante, sin que se acepte la alegación del denunciado relativa a que solo publicaba sus sentimientos sin dirigir a nadie dichos tuit
El mensaje telefónico quebranta la pena: aunque el lugar desde donde llamó estaba a más de 200 metros de la víctima, la prohibición era también de comunicación
Hay quebrantamiento de condena de alejamiento al reenviar desde otro ordenador un correo electrónico a la víctima del maltrato, puesto que el reenvío no anula la responsabilidad
Se acredita el envío de un email del acusado a través del aviso de llegada aportado por la denunciante, confirmado por el Policía Nacional, por lo que hay quebrantamiento de condena

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido