El vehículo de sustitución: ¿cuándo procede?, ¿cómo se reclama?, ¿quién lo paga?

El vehículo de sustitución: ¿cuándo procede?, ¿cómo se reclama?, ¿quién lo paga?

Autor: Departamento jurídico de Sepín Responsabilidad Civil y Seguro

Publicación: 4 / 2017

ISBN: 978-84-1332-793-8

Editorial: SEPIN

Referencia: 3665

Precio: 18

+21% de IVA



Acceso On·Line

¿Está incluido en todos los seguros?, ¿se puede alquilar y luego reclamar a la aseguradora?, ¿es a costa del seguro propio o del responsable del accidente?, ¿se puede alquilar y luego reclamar?, ¿cuánto tiempo se puede tener?. Todas estas cuestiones se pueden resolver con el contenido de la presente publicación en la que se han seleccionado las consultas jurídicas más relevantes realizadas por abogados expertos en la materia, así como un artículo doctrinal sobre la tramitación de los siniestros tras la reforma del 2015. Además, se recogen los criterios del Tribunal Supremo y de la Audiencias Provinciales que determinan las circunstancias en las que procede su uso, su cobertura por la póliza o el reembolso del gasto que ha supuesto.


La reclamación del vehículo de sustitución
El siniestro en el seguro del automóvil y su tramitación: la reclamación extrajudicial, la oferta o respuesta motivada del asegurador y la novedad del proceso de reclamación con la intervención de los médicos forenses
¿Es a costa del seguro o del responsable del accidente?
Reclamación del coste del alquiler del coche de sustitución a responsable del accidente
Reclamación por daños materiales y vehículo de sustitución
Reclamación de vehículo de sustitución
Según los Tribunales ¿cuando procede?
No existiendo retraso malicioso en la conducta del perjudicado por el siniestro, y siendo necesario el uso del vehículo de sustitución que abonó, es por lo que se concede la indemnización por este concepto
Procede mantener la indemnización por el alquiler del vehículo de sustitución, pues la tardanza en la reparación resultó imputable a la aseguradora, no pudiendo denegarse tampoco al no existir prueba de la extinción de su contrato laboral
Que el perjudicado tardase unos días en llevar el vehículo al taller, cuando todavía era apto para conducir, o que lo llevase una persona de su confianza no impedirán que proceda la indemnización por el vehículo de sustitución
No procede el abono de la indemnización por el alquiler de un vehículo sustitutorio, pues aunque pudo existir cierto retraso de la actora en asumir el coste, no resulta imputable a la misma dicho retraso y el alquiler del vehículo de sustitución
Se reduce la indemnización por el alquiler del vehículo de 56 a 15 días (reparación en 56 horas de trabajo), a razón de 76 euros día, pues debía haberse arrendado a tarifa más baja al conocerse que el plazo de reparación iba a ser grande
Queda probado que el perjudicado en el siniestro no tenía otro camión para realizar su trabajo, siendo necesario y abonable, el alquiler de otro de sustitución
Acreditado que el perjudicado tuvo que utilizar un vehículo de sustitución y que pagó la factura, se le tiene que indemnizar por ese dinero
La recurrente que no ha probado la necesidad del alquiler de un vehículo de sustitución, ni su actividad empresarial, no procede el abono de dicho gasto, como consecuencia del siniestro
Se presume la necesidad de un vehículo de sustitución que reemplace al vehículo propio durante los días que éste esté en el taller, para que el perjudicado (propietario o conductor habitual) pueda desarrollar las mismas actividades
Al ser la reparación antieconómica, se concede el valor venal incrementado en el de afección, manteniéndose la indemnización por gastos de un vehículo sustitutorio, e incrementándose los gastos de estacionamiento y custodia del vehículo siniestrado
Se debe indemnizar por el alquiler del vehículo de sustitución en el tiempo en que estaba en el taller el vehículo siniestrado
No se indemniza por el vehículo de sustitución pues no queda acreditada la necesidad del mismo, siendo un vehículo industrial el alquilado y estando de baja laboral el actor durante el tiempo del alquiler
Vehículo de sustitución: el precio del alquiler del vehículo ha de fijarse en atención al precio de una renta mensual, y no alquiler por días, lo que provocaría un enriquecimiento injusto
Se concede el alquiler del vehículo de sustitución, puesto que se ha acreditado la necesidad de la perjudicada en el accidente, que trabaja como autónoma y lo necesita para desplazarse
La prueba de la recurrente de ser titular del vehículo siniestrado y haber pagado la factura del vehículo de sustitución le otorga legitimación activa para la reclamación de autos

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido
IdCampaña:0