El interés superior del menor en la atribución del uso de la vivienda

El interés superior del menor en la atribución del uso de la vivienda

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Familia y Sucesiones

Publicación: 6 / 2017

ISBN: 978-84-1332-819-5

Editorial: SEPIN

Referencia: 3859

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

El interés superior del menor es, sin duda, el criterio determinante y prioritario para solicitar y adoptar cualquier medida que afecta a los menores de edad, y el Tribunal Supremo marca de forma clara la línea que se debe seguir en materia de atribución del uso de la vivienda. ¿Cabe limitar temporalmente este uso? Esta es la cuestión más conflictiva. Según la doctrina que fija el Supremo, no, mientras los menores sigan siéndolo, pues se trata de una regla taxativa del art. 96.1 CC. Sin embargo, no puede impedirse de forma genérica la posibilidad de fijar una limitación temporal, de manera que el interés superior del menor habrá de concretarse caso por caso y podría justificar que se adoptaran otras soluciones para realizar dicha atribución del uso. ¿Cuáles son los criterios básicos? ¿Qué soluciones da la jurisprudencia en los casos de propiedad de terceros, segundas viviendas, cambios en la atribución del uso, división de la cosa común o pago de la hipoteca? En todos estos supuestos recogidos en el presente estudio, deberá también respetarse este criterio rector.


Criterios básicos
La Sala ya se ha pronunciado en varias ocasiones en la pertinencia de establecer la medida de la atribución del uso de la vivienda familiar en una relación de hecho de los progenitores, pues de lo que se trata es de proteger el interés de los menores
Aunque se ha admitido en algunas resoluciones la concurrencia de supuestos excepcionales que pueden mitigar las consecuencias del inflexible rigor en la aplicación del art. 96.1 CC, esto no puede servir para contravenir la reiterada doctrina
Aunque la solución adoptada en la sentencia pueda ser una solución en el futuro, no corresponde a los jueces interpretar de forma distinta la norma, porque están sometidos al imperio de la ley
Infracción del art. 96 CC y de la doctrina jurisprudencial. Atribución de la vivienda familiar a las menores junto con su madre custodia que no dejó de tener dicho carácter, pues su abandono se debió al cumplimiento del auto de medidas provisionales
El interés del menor no pasa necesariamente por la liberación de la medida de uso de la vivienda, es un argumento que no tiene razón de ser en todos los casos
Limitación
Procede
Atribución del uso de la vivienda al menor y a la madre por tres años según la limitación pactada por las partes en convenio aprobada judicialmente, sin que haya existido modificación de las circunstancias. No se ha infringido el art. 96 CC
Atribución temporal del uso de la vivienda por un tiempo determinado, tres años, transcurrido el cual, el menor y la madre ocuparán otra, de no haberse procedido antes a la liquidación del patrimonio común
No se vulnera el interés del menor, pues hay dos factores que eliminan el rigor de la norma de no limitar la atribución del uso: primero, el carácter no familiar de la vivienda y, además, tener cubierta su necesidad de habitación por otro medio
No procede
Casación de la sentencia recurrida y reposición de la sentencia del Juzgado de Violencia en la que se atribuye el uso del domicilio familiar a los hijos y a su madre sin limitación temporal
Se reitera la doctrina jurisprudencial: la atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC
Atribución del uso de la vivienda y limitación temporal: el interés del hijo menor solo alcanza hasta la mayoría de edad, por lo que podría fijarse ese límite, pero no hasta la independencia económica de este como hizo la Audiencia
Cuando existen hijos menores, su interés es el que determina la atribución del uso de la vivienda familiar, y solo dos factores eliminan el rigor de la norma: que la vivienda no tenga ese carácter y que el hijo tenga cubiertas las necesidades de habitación
Con la limitación del uso de la vivienda hasta la mayoría de edad de la menor se decidió prematuramente como si ya lo fuera y sin tener en cuenta las circunstancias del progenitor necesitado de protección según las circunstancias que se recogieron
El interés prevalente del menor no pasa necesariamente por la liberación de la medida de uso de la vivienda, pues se trata de un argumento simplemente especulativo que tendrá su razón de ser en algunos casos, pero no en todos
No concurren excepciones que permitan no aplicar la regla taxativa del art. 96 CC: la vivienda tiene carácter familiar y no existe ninguna otra, salvo la que resulte de una hipotética venta de la actual y compra de una nueva
Atribución del uso de la vivienda familiar al hijo y a su madre custodia sin limitación temporal hasta la liquidación de la sociedad de gananciales con un límite máximo de tres años, como estableció la Audiencia
Reiteración de doctrina jurisprudencial: La atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC
La interpretación de la sentencia recurrida se opone a lo que establece el art. 96.1 CC y se dicta con manifiesto y reiterado error y en contra de la doctrina de esta Sala sobre la limitación en la atribución del uso de la vivienda
Reiteración de doctrina jurisprudencial: casación de la sentencia de la Audiencia y reposición de la sentencia de primera instancia, en la que se atribuye el uso del domicilio familiar a la hija y a su madre sin la limitación temporal
La limitación de la atribución del uso de la vivienda, habiendo hijos menores hasta la liquidación de la sociedad de gananciales o hasta cinco años, se opone al contenido del art. 96 CC, que no permite establecer ninguna mientras los hijos sean menores
Reposición de la sentencia a primera instancia, en la que se atribuye el uso del domicilio familiar a los menores y a la esposa sin limitación temporal
Reiteración de doctrina jurisprudencial: casación de la sentencia de la Audiencia y reposición de la de primera instancia, que atribuye el uso de la vivienda familiar sin limitación temporal
La Sala valora las críticas contra el rigor de la medida de uso de la vivienda familiar del art. 96 CC, pero el interés del menor no pasa necesariamente por la liberalización de su uso
El art. 96 CC no permite establecer ninguna limitación a la atribución del uso de la vivienda a los menores mientras sigan siéndolo, pues el interés protegido no es la propiedad de los bienes, sino los derechos del menor
Reiteración de doctrina jurisprudencial: la atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC
La limitación del uso de la vivienda deja indeterminada la situación del menor cuando pasen los tres años y obliga a una modificación de medidas para incrementar los alimentos. La regla del art. 96 CC no permite interpretaciones temporales limitadoras
Aplicación de la doctrina de la Sala: La atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC
Reiteración de doctrina jurisprudencial: El art. 96 CC no permite limitar la atribución del uso, pues el interés que se protege es el del menor y no el de la propiedad, salvo pacto de los progenitores, que deberá a su vez ser controlado por el Juez
Aplicación analógica del art. 96 CC, aunque se trate de ruptura de pareja, debiendo ser protegido el interés de los menores con independencia de que sus padres estén casados o no
Unificación de doctrina: la atribución del uso de la vivienda familiar a los hijos menores de edad es una manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitada por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC
Propiedad de terceros
La atribución del uso de la vivienda familiar a la madre y a los hijos responde a la necesidad de garantizarles una vivienda segura, pues mantenerles en la que les han cedido los abuelos supone consagrar una situación de precario
La atribución del uso de la vivienda a la hija y su madre puede resultar inútil, pues sus propietarios pueden recuperarla con la acción de desahucio por precario, lo que perjudicaría a la menor, cuyo interés debe presidir la atribución de la vivienda
Doctrina jurisprudencial: el Juez puede atribuir el uso de una vivienda que no sea la familiar si esta pertenece a terceros, en orden a proteger el interés de los menores y siempre que la otra residencia sea adecuada para satisfacer sus necesidades
Segunda vivienda
El interés del menor no queda mermado por el cambio de domicilio, pues sus necesidades de habitación quedan satisfechas a través de la vivienda alternativa que también fue familiar y que es propiedad de ambos progenitores
Cambio
Infracción del art. 96 CC y de la doctrina jurisprudencial. Atribución de la vivienda familiar a las menores junto con su madre custodia; la vivienda no dejó de tener dicho carácter, pues la abandonaron por cumplir el auto de medidas provisionales
La atribución del uso de la vivienda familiar debe hacerse en interés del menor, lo que no sucede con la situación actual, en la que el progenitor custodio reside en la vivienda de su pareja mientras el matrimonio dispone de una vivienda
Reiteración de la doctrina jurisprudencial: casación de la sentencia que atribuye el uso de la vivienda familiar a la progenitora no custodia para atribuírsela al padre custodio
Se deja sin efecto
Hay dos factores que eliminan el rigor del art. 96 CC: el carácter no familiar de la vivienda sobre la que se fija la medida y que el menor no precise de la vivienda por tener cubiertas las necesidades de habitación si se satisface así su interés
La vivienda dejó de ser la familiar por acuerdo de los cónyuges, y la esposa compró otra a la que se trasladó a vivir con su hija, quedando satisfechas las necesidades de habitación, por lo que se ha procurado la tutela de sus intereses
Se deja sin efecto la sentencia del Juzgado sobre la medida de uso de la vivienda y será el esposo quien, como propietario, disfrutará en dicha condición de ella
División
Doctrina jurisprudencial: cabe la división material de un inmueble en el procedimiento matrimonial si es lo más adecuado para la protección del interés del menor y si las viviendas reúnen las condiciones de habitabilidad
Pago de la hipoteca
Se casa y anula la sentencia dejando sin efecto la obligación de que el marido pague la hipoteca y el préstamo personal, pues no pueden ser considerados cargas del matrimonio en el sentido del art. 90 CC
Al ser los dos cónyuges prestatarios de la hipoteca concedida para la compra de vivienda familiar privativa de la esposa, está cubierta la contribución de ambos a la necesidad de alojamiento de los menores

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido
IdCampaña:0