Los deberes del procurador de los arts. 26 y 28 de la LEC

Los deberes del procurador de los arts. 26 y 28 de la LEC

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Proceso Civil

Publicación: 1 / 2018

ISBN: 978-84-1332-954-3

Editorial: SEPIN

Referencia: 4301

Precio: 18

+21% de IVA



Acceso On·Line

El Procurador de los Tribunales no es un mero correo y portador de documentos entre los Juzgados y Tribunales siendo el letrado que lleve la dirección técnica del procedimiento en cuestión sino que, como profesional cualificado del Derecho, le compete como deber esencial, con celo y eficacia, el de vigilar la marcha del proceso, desenvolviendo, como expresa la doctrina científica, una actividad asimilable a la de todo hombre diligente que cuida de sus propios negocios. Se recoge en idéntico sentido el artículo 1719 del Código Civil como constituye obligación del mandatario actuar con arreglo a las instrucciones del mandante, y, a falta de ellas, hacer todo lo que, según la naturaleza del negocio, haría un buen padre de familia. Relación personal "intuitu personae" la derivada de esta prestación de servicios que incluye el deber de cumplimiento y de fidelidad que deriva de la norma general del artículo 1258 del Código Civil y que imponen al profesional el deber de ejecución óptima del servicio contratado, que presupone la adecuada preparación profesional y supone el cumplimiento correcto. Todo ello comporta toda una serie de deberes contenidos en los arts. 26 y 28 LEC que se recogen en la presente Guía Temática.


Doctrina
Comentario Artículo 26. Aceptación del poder. Deberes del procurador. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 28. Representación pasiva del procurador. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Jurisprudencia y Resoluciones
Enumeración general de los deberes del procurador
Jurisprudencia y Resoluciones
Enumeración de los deberes del procurador
Deberes del Procurador a los cuales queda obligado
Del art. 26 LEC se deduce que la función del Procurador no consiste en ser un mero correo y portador de documentos entre los Juzgados y Tribunales sino que le compete como deber esencial, con celo y eficacia, el de vigilar la marcha del proceso
Deberes específicos del procurador
Colaborar con órganos jurisdiccionales para subsanación de defectos procesales
Responsabilidad del Procurador por no haber avisado a su cliente de que debía comparecer ante el Juzgado para otorgar el poder, pues era su obligación hacerlo ya que se le requiere personalmente para subsanar el defecto
Transmitir al abogado todos los documentos, antecendetes o instrucciones que se le remitan
La prevalente obligación del procurador de conocer el deber de personación que le incumbía y el deber de diligencia que imponía la representación otorgada de oficio, comporta que la conducta por parte de los abogados carezca de relevancia alguna
El procurador no sólo está obligado a la recepción y transmisión de las resoluciones judiciales al Abogado sino también un análisis de tales resoluciones suficiente al menos como para captar los perjuicios que puede causar al cliente si no se actúa
La responsabilidad de notificar los escritos al letrado es únicamente de la procuradora que debe responder de los daños causados ya que no se ha justificado que enviase el correo electrónico
Al comunicar la providencia al Letrado el Procurador cumplió con su deber y aunque lo correcto hubiera sido que hubiera advertido la circunstancia de que solo estaba habilitado en un partido judicial no se considera como negligencia la omisión
Tener al poderdante y al abogado siempre al corriente del curso del asunto
El procurador incurre en responsabilidad ante la falta de citación a su poderdante para una comparecencia ya que debe tener al mismo, y no sola al abogado, siempre al corriente del curso del asunto
La procuradora incumplió uno de sus deberes al no tener al poderdante y al abogado siempre al corriente del curso del asunto que se le hubiera confiado, pero al no probarse la perdida de oportunidad no procede indemnizar
El procurador incurre en triple omisión del deber, por informar incorrectamente al letrado de la suspensión de la subasta, por no cerciorarse de la posibilidad de su celebración y por no comparecer a tiempo, perjudicando los intereses del actor
El procurador no ha incumplido sus obligaciones porque informó al abogado de que la anotación del Registro iba a caducar y ése era su deber
Al comunicar la providencia al Letrado el Procurador cumplió con su deber y aunque lo correcto hubiera sido que hubiera advertido la circunstancia de que solo estaba habilitado en un partido judicial no se considera como negligencia la omisión
La omisión por parte del procurador de algún trámite que causa perjuicios a su poderdante, integra un incumplimiento contractual
Es al procurador a quien corresponde la prueba de que la comunicación ha sido remitida presentando la copia que acredite su envío, lo que en este caso no se ha hecho ni se ha intentado acreditar
Trasladar escritos a los procuradores de las restantes partes
Vulnerada la tutela judicial por inadmisión del recurso: el juzgado admitió el escrito pese a la falta de traslado de copias y no advirtió de la subsanación, que podía haberse realizado en el plazo de 5 días para la preparación
La parte recurrente dejó transcurrir el plazo de 20 días para interponer el recurso de casación, presentándolo dentro de las 15 horas del día siguiente hábil, sin haber efectuado el previo traslado de copias a que obliga el art. 276 LEC
No cabe ahora en la fase de tasación de costas alegar la falta de traslado de copias, para hacer indebidos los honorarios de abogado y derechos del procurador, ya que la presentación del escrito de alegaciones fue efectivamente realizado
Se ha inadmitido correctamente el recurso de apelación al ser omitido el traslado de copias de los escritos a las restantes partes personadas, pues no es posibles su subsanación
La omisión del traslado de copias no es subsanable, porque la subsanación que contempla con carácter general la LEC está referida a los actos defectuosos, pero no a los no realizados
La presentación el recurso con sus documentos, sin el preceptivo traslado de copias se verificó el último día del plazo de 20 días, sin que se pueda tener por interpuesto
Cuando el incumplimiento del traslado de las copias es imputable a la parte, no se admitirá la presentación de escritos y documentos, pues la omisión no es subsanable
Cuando todas las partes estén representadas por procurador no se admitirá la presentación de escritos y documentos si no consta que se ha realizado el traslado de las copias correspondientes a las demás partes, siendo tal omisión subsanable
La apelante pudo invocar el error cometido en el traslado de copias al evacuar el trámite de contestación a la reconvención, y al no hacerlo ello impide ahora el declarar la nulidad de actuaciones
Aunque el traslado previo de las copias es un trámite de obligado acatamiento, se permitirá su subsanación siempre que hubiere plazo para ratificar la omisión
Exposición de la doctrina jurisprudencial sobre la omisión del traslado de copias entre Procuradores
Recoger del abogado que cese las copias de los escritos y documentos para entregarlos al que se encargue de continuarlo
No ha quedado acreditado que el procurador incurriera en negligencia profesional al no dar traslado de la resolución al nuevo abogado designado, pues no conocía ese nuevo cambio de defensa letrada
Comunicar de manera inmediata al tribunal la imposibilidad de cumplir alguna actuación que tenga encomendada
No cabe exigir responsabilidad ni a la letrada ni a la procuradora, pues ponen expresamente en conocimiento del Juzgado la imposibilidad de contactar con su cliente, interesando que se pusiera en su conocimiento la demanda ejecutiva
Acudir a los Juzgados y tribunales ante los que ejerza la profesión, a las salas de notificaciones y servicios comunes
No procede exigir responsabilidad al Letrado por la imposibilidad de acudir a la segunda instancia el perjudicado, dado que el incumplimiento en la prestación de los servicios se atribuye al Procurador
La indemnización de daños de los recurrentes solo podrá extenderse al procurador, y no al letrado, dado que el primero conocía la intención de recurrir de los interesados y no se personó, no pudiendo esperar a recibir órdenes del letrado

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido