Atrapados en el coche por la nieve ¿quién responde?

Atrapados en el coche por la nieve ¿quién responde?

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Responsabilidad Civil, Seguro y Tráfico

Publicación: 1 / 2018

ISBN: 978-84-1332-966-6

Editorial: SEPIN

Referencia: 4313

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

La nieve caída en el fin de semana de Reyes del año entrantre, trajo multitudinarios atascos, en los que decenas de vehículos quedaron atrapados durante horas en diversas carreteras, como la AP-6 en Madrid, o de la A1 en Navarra. Tanto la Administración como la empresa concesionario se autoexoneran de responsabilidad, atribuyéndose la misma una a la otra, e incluso achacando la culpa a los propios conductores. Por lo que a la espera de los preceptivos informes, incluido el de fiscalía que investigará de oficio si hubo un delito contra los derechos de los consumidores, se abren dos vías por las que reclamar: administrativa y civil. Así, en la presente publicación se ha seleccionado un conjunto de jurisprudencia de atribución de la responsabildad a la concesionaria o a la administración, así como los formularios para reclamar a ambas.


Formularios
Reclamación a la concesionaria de daños por inmovilización del vehículo por nevada
Reclamación administrativa presentada por particular por inmovilización del vehículo por nevada
Jurisprudencia y Resoluciones
¿La empresa concesionaria?
Ante las complicaciones meteorológicas y la afluencia extraordinaria de vehículos la concesionaria de la autopista debió adoptar medidas urgentes
La existencia de una alerta previa meteorológica por nieve y la testifical que indica que no había sal en la calzada, no exoneran a la concesionaria de la responsabilidad por un supuesto de fuerza mayor al ser previsible
Responsabilidad de la concesionaria de la autopista por la colisión a causa del hielo en la calzada, puesto que no tomó las medidas necesarias para evitar dicha situación
La concesionaria de la autopista no prueba que comunicó a los conductores los riesgos de nevadas y formación de hielo, debiendo asumir los daños de la colisión múltiple por falta del deber de cuidado
A razón de la entidad de la nevada, grande e imprevisible, nos encontramos ante una situación de fuerza mayor, y habiendo la concesionaria adoptado las medidas adecuadas, no tiene culpa en el accidente
Habiendo probado la concesionaria que cumplió con el deber de conservación de la vía ante la nevada y el suelo mojado, deberá ser indemnizada por los daños provocados por el vehículo causante del siniestro
Responde la concesionaria de la autopista del accidente producido por la existencia de placas de nieve, pues previstas incidencias meteorológicas para ese día no se adecuó la vía y tampocó se acredita negligencia del conductor
El siniestro debe indemnizarse por la empresa concesionaria al no probar que hubiese adoptado las medidas necesarias y obligatorias que lo pudieran haber evitado, como son señalizar y limpiar la granizada
La empresa concesionaria de la autopista respondera por el mal estado de la calzada y del siniestro, provocado por la existencia de una placa de hielo, al no probar falta de diligencia del conductor o exceso de velocidad
No probado el exceso de velocidad del vehículo, la única causa del siniestro es la falta conservación de la autopista al existir importantes placas de hielo, como acredita el atestado, respondiendo por ello la concesionaria
Cuando las medidas tomadas ante fenómenos naturales, como nieve o hielo, son insuficientes las empresas concesionarias de autopistas son responsables contractuales de los accidentes
La falta de previsión de la concesionaria, de medios materiales y humanos, y de información para evitar que cientos de vehículos quedaran atrapados en la autopista por el temporal de nieve, además de no impedir o restringir el acceso en uso de su facultad de policía, le obliga a indemnizar a los perjudicados
Las obligaciones por nieve en una autovía para su concesionaria son: advertir del peligro y poner en marcha las máquinas quitanieves
¿La Administración?
La existencia de placas de hielo en la zona del siniestro no es un hecho aislado, no existiendo nexo causal para hacer responder a la Administración ya que la causa del siniestro es el exceso de velocidad
La conservación de la calzada entra dentro de los parámetros permisibles, por ello no se estima la responsabilidad patrimonial de la administración en el accidente, causado por la placa de hielo
Tal como muestra el atestado, la falta de adecuación de la velocidad del vehículo a las condiciones de la vía, en donde había una capa de nieve, provocó el siniestro, no debiendo responder la Administración por funcionamiento anormal
El siniestro producido por la existencia de hielo en la vía es responsabilidad de la Administración, debido a la falta de una adecuada intervención cuando el riesgo resultaba racionalmente previsible dadas las temperaturas especialmente bajas
La Administración habrá de indemnizar al dueño del camión que sufrió el accidente, los daños materiales, debido al mal estado de la carretera, sobre la que no se realizaba vigilancia específica programada
Queda probado por la pericial y la declaración de los testigos la falta de conservación de la vía y la mala señalización del peligro, hechos que provocaron el siniestro a causa del hielo, motivo por el que responde la Administración
A pesar de la falta de señalización de aguanieve, riesgo evidente y habitual en la zona, fue el exceso de velocidad la causa del siniestro, por lo que no puede imputarse a la Administración daño alguno, al faltar el nexo causal
Los partes acreditan la conservación y el mantenimiento de la vía, efectuado un tratamiento preventivo antihielo, y por ello se aprecia la falta de responsabilidad patrimonial, imputándose la culpa a la víctima por su inadecuada velocidad
Queda desestimada la responsabilidad de la Administración en el siniestro, pues la vía había sido revisada dos horas antes, y además no es sorprendente en absoluto la presencia de hielo en la carretera al ubicarse en los Pirineos
El atestado desprende que no existió nexo causal para responsabilizar a la Administración del accidente, en una vía con hielo y nieve, siendo la velocidad excesiva la causa eficiente sin imputación alguna a la falta de señalización
La Administración responderá del siniestro, provocado por la placa de hielo, al incumplir el deber de conservación y haber llevado a cabo un funcionamiento anormal, sin probar causa de fuerza mayor
La mala señalización de la vía en que ocurrió el siniestro hace responsable a la Administración del accidente, ya que la capa de hielo de la calzada había sido detectada por la empresa encargada del mantenimiento
Evidencian un funcionamiento anormal del servicio público de mantenimiento y conservación de las carreteas la existencia de placas de hielo en la calzada sin señalización de ningún tipo
Previsibilidad eventual pero cierta de aparición de hielo, responsabiliza a la Administración del siniestro, no a la Guardia Civil

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido
IdCampaña:0