¿Qué período abarca la responsabilidad del avalista en un arrendamiento?

¿Qué período abarca la responsabilidad del avalista en un arrendamiento?

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Arrendamientos Urbanos

Publicación: 5 / 2018

ISBN: 978-84-1333-049-5

Editorial: SEPIN

Referencia: 4565

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

La figura del aval resulta de gran importancia dentro de los contratos de arrendamiento, se trata de una garantía emitida por una persona o entidad que se obliga a cumplir o pagar por un tercero en caso de no hacerlo este, pero ¿su responsabilidad alcanza únicamente al plazo contractual o también a la prórroga del contrato? ¿Qué ocurre cuando está en tácita reconducción? Estas cuestiones fundamentales se analizan, entre otras, en esta práctica guía con recientes resoluciones de los Tribunales, además de incluir dos estudios sobre la materia.


Doctrina
El fiador o avalista, cuando no consta fecha de caducidad en el contrato de arrendamiento, ¿extiende su garantía al período de tácita reconducción?
Jurisprudencia Comentada
Falta de responsabilidad del fiador por rentas correspondientes a prórrogas pactadas sin su intervención.
Consultas
¿La responsabilidad del avalista o fiador se amplía también al período de prórroga o tácita reconducción del contrato?
Obligaciones del avalista de una deuda del arrendatario
Aval de duración indefinida y situación de tácita reconducción
Jurisprudencia recomendada
Plazo contractual
No procede la reclamación de rentas al avalista, pues el aval solo alcanza hasta el plazo máximo de duración del contrato, no a la tácita reconducción producida, voluntad exclusiva de arrendador y arrendatario
El aval pactado no se extiende temporalmente más allá de los cinco años
Extinción del aval con la extinción anual del contrato
No debe responder el fiador por las rentas reclamadas, toda vez que su obligación se extinguió a la finalización del plazo inicialmente pactado, no debiendo responder por los períodos de tácita reconducción, que fue cuando se generó la deuda
Aval otorgado por entidad bancaria al fiador solidario de un contrato de arrendamiento extiende su vigencia a toda la duración de aquel
Salvo que se pacte una duración determinada, el aval se extiende a toda la duración del arrendamiento
Extinción de la responsabilidad del fiador por impago de las rentas posteriores al plazo de duración contractual
Prórroga del contrato
El avalista sí debe hacerse cargo de las rentas impagadas durante el período de prórroga
Habiéndose producido prórroga de contrato de arrendamiento en la que no intervino fiador, se extingue la fianza, no siendo responsable solidario del pago de la rentas impagadas con condena en las costas a este causadas al demandante
La prórroga del arrendamiento concedida por la arrendadora a la arrendataria, consentida por los avalistas, no extingue la fianza
La responsabilidad del avalista no se extiende por el impago de una renta surgida de una modificación y prórroga del contrato inicial a las que no prestó su consentimiento
Al haberse pactado que el avalista respondería también por las prórrogas del alquiler, no puede negarse ahora a abonar la suma reclamada alegando que había finalizado el plazo inicialmente pactado
El aval se pactó por toda la duración del arrendamiento y de sus prórrogas
La responsabilidad del fiador solidario por incumplimiento del arrendatario se extiende también a las prórrogas del contrato
Responsabilidad del avalista por impago de la renta: el contrato no se extinguió automáticamente al final de la anualidad en la que se produce el impago de tres mensualidades según la cláusula oscura del contrato, sino que se resuelve por sentencia
Al haber aceptado el fiador cubrir al inquilino incluso en el caso de que se prorrogara el alquiler, está obligado al pago de las cantidades debidas por el arrendatario
La fianza que prestó el apelante fiador era para cubrir las obligaciones derivadas del contrato de arrendamiento e incluso sus prórrogas forzosas
La obligación de responder del fiador se extiende a la prórroga legal del contrato
La responsabilidad del avalista es extensible a la prórroga del contrato
Es extensiva al período de prórroga legal del contrato la responsabilidad del fiador
Del contenido del contrato se desprende que el fiador se obliga como tal no solo en el plazo fijado en el contrato, sino también en la prórroga del mismo
El período de prórroga forzosa también está avalado por la garantía que prestó el fiador
El avalista responde tanto del impago de la renta como de la posterior ocupación inmotivada del piso arrendado
El fiador consintió las prórrogas que se previeron en el contrato de arrendamiento y de esta manera queda obligado a garantizarlo por toda su duración
Tácita reconducción
Prorrogado el contrato por tácita reconducción sin que obrase limitación temporal de la garantía prestada por el avalista corresponde la condena al pago solidario de las rentas reclamadas tanto al arrendatario como al avalista
Ostenta legitimación la demandada para soportar reclamación de rentas ya que se constituyó como fiadora del arrendamiento pactándose expresamente que lo sería durante toda la vigencia del contrato tácitamente reconvenido
El aval prestado por los padres de la arrendataria se limita al plazo de duración del contrato de arrendamiento pactado sin que pueda extenderse al período de tácita reconducción por lo que no son responsables solidarios de la deuda arrendaticia
No procede la reclamación de rentas al avalista, pues el aval solo alcanza hasta el plazo máximo de duración del contrato, no a la tácita reconducción producida, voluntad exclusiva de arrendador y arrendatario
No debe responder el fiador por las rentas reclamadas, toda vez que su obligación se extinguió a la finalización del plazo inicialmente pactado no debiendo responder por los períodos de tácita reconducción, que fue cuando se generó la deuda
La fianza, como garantía del arrendamiento, se extingue en el momento en el que el inquilino ha renovado voluntariamente el contrato, sometiéndose a una tácita reconducción sin el consentimiento de la fiadora
La obligación del fiador cesa cuando se produce la tácita reconducción a menos que expresamente haya autorizado la prórroga o se demuestre que lo hizo tácitamente
A partir de la prolongación del contrato de arrendamiento mediante tácita reconducción, cesaron las garantías otorgadas por los fiadores
La fiadora no pactó ni consintió garantizar el contrato de arrendamiento tras la tácita reconducción producida, por lo que no debe responder de las deudas generadas
Entrega de la posesión
Al pactarse que el aval del inquilino respondería por las rentas derivadas durante la vigencia del contrato, no puede pretender el avalista limitar su responsabilidad solamente a unos pocos años
La responsabilidad solidaria del fiador se extiende a todas las obligaciones y responsabilidades del contrato principal por todo el tiempo que la inquilina ocupe el piso
El fiador responde de las rentas adeudadas por el arrendatario hasta la entrega efectiva de la posesión al arrendador, cuando se han consentido tácitamente varias prórrogas del contrato
Se establecía en el contrato que el fiador respondería durante toda la vigencia del mismo
Según lo pactado en el contrato, la responsabilidad del fiador se extiende hasta la entrega de llaves
Pacto expreso que establece la responsabilidad del fiador durante el tiempo de ocupación de la vivienda
Se extiende la responsabilidad del fiador hasta el momento del lanzamiento
Interpretación de la cláusula de otorgamiento de aval que debe garantizar todas las obligaciones hasta la entrega de la posesión y aunque haya expirado el período contractual
Desistimiento antes de plazo
Condena al arrendatario y al avalista a abonar indemnización por el desistimiento anticipado por las rentas devengadas hasta la fecha en que la vivienda se volvió a arrendar, así como al pago de los desperfectos de la vivienda según informe pericial
El aval no es aplicable al desistimiento al no ser una obligación, por lo que, al no haber incumplimiento, no procede resolver el contrato
Habiéndose comprometido la fiadora a garantizar las obligaciones asumidas por la parte arrendataria demandada, procede su condena solidaria al pago de la indemnización por el desistimiento anticipado del contrato con moderación de la cláusula penal
No puede vincularse el aval al desistimiento unilateral por el inquilino, pues nada constaba en el contrato, como sí se hace en el caso de la fianza
Permitido en contrato que el arrendatario podrá desistir unilateralmente sin penalización si cumple con el resto de obligaciones, y, siendo así, procede la devolución de fianza y de aval ejecutado, pero no el pago de gastos de préstamo no acreditados
Justificado el desistimiento de la arrendataria, procede la desestimación de la acción de reclamación de rentas por haberse satisfecho sobradamente la posible deuda con la fianza y el aval
No existía obligación de entregar un nuevo aval, pues se produjo desistimiento del contrato por el arrendatario
La indemnización por resolución anticipada del contrato debe incluirse entre las obligaciones de las que debe responder el aval
Responden los avalistas de la indemnización de daños y perjuicios por rescisión unilateral del contrato
Cobro de las rentas a cargo del aval por rescindir el arrendatario unilateralmente el contrato sin respetar el plazo de preaviso
Imposición al avalista de la cláusula penal pactada en contrato de arrendamiento, pues responde en idénticos términos que el arrendatario

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido