Acción de anulabilidad-nulidad del contrato de compraventa de bienes inmuebles. Plazo de prescripción

Acción de anulabilidad-nulidad del contrato de compraventa de bienes inmuebles. Plazo de prescripción

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Inmobiliario

Publicación: 5 / 2019

ISBN: 978-84-1333-286-4

Editorial: SEPIN

Referencia: 5241

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Diferenciar cuándo nos encontramos ante un supuesto de nulidad radical del contrato o de anulabilidad no siempre resulta fácil en la práctica, si bien se trata de una cuestión de vital importancia, ya que de ello dependerá el plazo para el ejercicio de la acción ante los tribunales, pues, en un caso se contará con un plazo de caducidad de cuatro años, mientras que, en el otro, nos encontraremos ante una acción de carácter imprescriptible.


Doctrina
Diferencias entre la nulidad y la anulabilidad de los contratos
Consultas
Nulidad de un contrato de compraventa por vicio del consentimiento. Plazo de prescripción
Nulidad de compraventa simulada y prescripción
Acción de nulidad para declarar nulo un contrato de compraventa
Jurisprudencia
Nulidad radical
La acción de nulidad por simulación absoluta de un contrato de compraventa es imprescriptible
La acción ejercitada es la nulidad radical por simulación del contrato de compraventa, siendo la acción imprescriptible, sin que sea de aplicación el plazo de cuatro años establecido para los supuestos de anulabilidad
Estando ante un contrato de compraventa nulo de pleno derecho por faltar uno de los requisitos esenciales, la acción para solicitar tal nulidad es imprescriptible
La acción de nulidad se basa en la existencia de un error obstativo, lo que implica la alegación de la inexistencia del negocio jurídico de la compraventa de la plaza garaje y por tanto, no sujeta al plazo de prescripción de cuatro años
No ha caducado la acción de nulidad contractual dirigida sustentada en el vicio de consentimiento, pues cuando no concurren los requisitos establecidos en el art. 1261 CC se trata de un supuesto de nulidad absoluta que es imprescriptible
La acción ejercitada se basa en la nulidad radical del contrato por falta unos de los elementos esenciales, lo que implica que sea una acción imprescriptible y no sea aplicación el plazo de prescripción de cuatro años
La acción ejercitada es la de nulidad radical por falta de precio, por lo que es imprescriptible, sin que sea de aplicación el plazo de cuatro años establecido para los supuestos de anulabilidad
La falta precio en el contrato de compraventa, implica su nulidad radica y la imprescriptibilidad de la acción, sin que sea de aplicación del plazo de cuatro años de los casos de anulabilidad
La simulación contractual da lugar a la nulidad radical del contrato, y el ejercicio de la acción es imprescriptible, sin que sea de aplicación el plazo de cuatro años
La acción por simulación absoluta de una contrato de compraventa, en este caso por la falta de precio, es imprescriptible y no está sujeta al plazo de cuatro años
La falta de precio implica la nulidad radical del contrato y que la acción sea imprescriptible, debiendo la vivienda pasar a forma parte del caudal hereditario
La simulación contractual da lugar a la nulidad absoluta por falta de causa, sin que la acción para solicitar dicha nulidad esté sujeto a plazo alguno
La compraventa entre las partes fue un contrato simulado de forma absoluta, no convalidable posteriormente, lo que implica su nulidad absoluta y que la acción para solicitar esa nulidad no esté sujeta a plazo alguno
Nulidad absoluta del contrato ante la falta de firma del contrato por la parte vendedora, sin que sea de aplicación el plazo caducidad de cuatro años establecido para los supuestos de anulabilidad
Cuando estamos ante un supuesto de nulidad radical o absoluta el plazo no prescribe, sin que sea aplicable el plazo de cuatro años establecido para los casos de anulabilidad
Anulabilidad
El vendedor entregó la cosa que fue objeto del contrato, y si existió error del comprador respecto del carácter de la finca, la acción para solicitar la nulidad estaba caducada al haber transcurrido más de cuatro años
Acreditada la existencia de objeto en la compraventa, los hechos en que se sustenta la demanda corresponderían más propiamente a una acción, no de nulidad radical, sino de anulabilidad por error en el consentimiento, que prescribe a los cuatro años
Aunque la vendedora actuara movida por la intimidación de la nota, no puede estimarse que excluyera el consentimiento, pudiendo dar lugar únicamente a la anulabilidad, por lo que la acción para interesar la misma, ya habría caducado
En los casos de autocontratación por el mandatario nos encontramos ante un supuesto de anulabilidad siendo el plazo para el ejercicio de la acción el de cuatro años
El plazo de 4 años para la acción de nulidad por error en el consentimiento se suspendió por el proceso penal y tras su fin, no empieza uno nuevo, sino que continua el ya empezado anteriormente y que ya había transcurrido al instar la demanda
Al estar ante un supuesto de anulabilidad por error en el consentimiento, el plazo de caducidad para el ejercicio de la acción es de cuatro años, sin que sea aplicable la imprescriptibilidad, reservada para los supuestos de nulidad radical
El plazo de cuatro años para solicitar la nulidad de una compraventa de vivienda por vicio de consentimiento comienza a computar cuando se consumó el contrato, estando en este caso caducada la acción
La acción de anulabilidad estaba prescrita, al haber transcurrido más de cuatro años desde que se tuvo conocimiento de la resolución administrativa por la que se denegaba la licencia de primera ocupación de las viviendas
La venta de una bien ganancial sin el consentimiento de uno de los cónyuges, no es un acto radicalmente nulo, sino anulable en el plazo de cuatro años desde que se tuvo conocimiento de la venta, y queda convalidado transcurrido dicho plazo
El plazo de cuatro años para ejercitar la nulidad de una compraventa de una vivienda comienza cuando se consumó el contrato, que al tratarse de un inmueble, es cuando se otorga la escritura pública
No puede estimarse la acción de caducidad alegada porque en los supuestos de error en el consentimiento el plazo se cuenta desde el momento que están cumplidas las prestaciones de ambas partes y en el presente caso los efectos aún no han concluido
El contrato quedo perfeccionado y consumado, y al haber transcurrido cuatro años desde su celebración, la acción para solicitar su nulidad ha caducado
El contrato de compraventa no se había consumado por lo que el plazo de cuatro años para el ejercicio de la acción de anulabilidad por error en el consentimiento no había transcurrido
Al haber transcurrido más de cuatro años desde que se consumo el contrato de compraventa no procede su anulabilidad por vicio del consentimiento toda vez que ha prescrito la acción
No estando ante un caso de nulidad absoluta, puesto que el contrato se consumó, entregándose la cosa y abonándose el precio, la acción de anulabilidad prescribiría a los cuatro años
El plazo para solicitar la anulabilidad del contratro por intimidación es de caducidad, que empieza a contarse, desde el momento en que la intimidación cesó
Ha transcurrido en exceso el plazo de caducidad de cuatro años para anular el contrato privado de compraventa, el dies a qo es desde la resolución de la sociedad conyugal o la disolución del matrionio
Formularios
Demanda ejercitando acción de nulidad del contrato de compraventa de inmueble por error en el consentimiento del comprador
Demanda ejercitando acción de nulidad del contrato de compraventa de inmueble por empleo de dolo en el vendedor
Demanda de juicio ordinario ejercitando acción de nulidad contractual por simulación absoluta
Demanda ejercitando acción de nulidad contractual por empleo de violencia para conseguir consentimiento vendedor
Demanda de juicio ordinario ejercitando acción de nulidad contractual por simulación relativa

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido
Direct