Retribución de los liquidadores societarios designados en sede judicial

Retribución de los liquidadores societarios designados en sede judicial

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Mercantil

Publicación: 7 / 2019

ISBN: 978-84-1333-330-4

Editorial: SEPIN

Referencia: 5342

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

El proceso liquidatorio en el ámbito societario comienza con la disolución de una compañía y se desarrolla y concluye con su posterior liquidación y cancelación de asientos en el Registro Mercantil, una vez agotadas todas las relaciones jurídicas. La responsabilidad de todo este proceso recae en la figura del liquidador. Esta sección aborda las particularidades de su nombramiento, que es posible mediante la Junta general, el Juez o bien a través de previsión estatutaria o por conversión del administrador en liquidador, conforme al art. 376 de la Ley de Sociedades de Capital. Además, se trata el modo en el que se debe organizar su retribución. En el artículo doctrinal se estudia a fondo la retribución del liquidador nombrado en sede judicial y se responde a toda una serie de cuestiones como, por ejemplo, a quién corresponde su retribución o qué sucede cuando el cargo de administrador es gratuito en la sociedad que afronta su liquidación.


Doctrina
De la retribución de los liquidadores societarios designados en sede judicial.
Jurisprudencia y Resoluciones
Conversión del administrador en liquidador
Conforme al artículo 371 LSC en defecto de designación estatutaria y de acuerdo con la junta general, los administradores quedan convertidos en liquidadores
En las sociedades anónimas no se da la conversión automática de los administradores en liquidadores, sino que cuando los estatutos no prevén nada la junta general los nombra
Al cesar en su cargo de administrador el 12-7-2007, constando en el RM su cese y su nuevo cargo de liquidador, a la fecha de la presentación de la demanda (9-4-2013) habría transcurrido el plazo de 4 años a que se refiere el art 949 Ccom
La sociedad administrada por el demandado y luego liquidador no estaba en situación de insolvencia al contraerse la deuda por lo que no hay responsabilidad alguna ni existía obligación de solicitar concurso
El administrador respondía solidariamente de las deudas por no instar disolución por pérdidas cualificadas y lo sigue haciendo como liquidador al no constar el inventario balance y haber enajenado el patrimonio social
Por el enfrentamiento existente entre los socios el mantenimiento de la sociedad es inviable, declarándose su disolución y nombrando liquidador a su administrador por la imposibilidad de sufragar los gastos de un liquidador judicial
Nombramiento por Junta
Carece de legitimación pasiva la demandad en acción dirigida contra ella como administradora social cuando ya no lo era al existir nombrado un liquidador tras el acuerdo de la junta de disolver y liquidar la sociedad profesional
No concurre ninguna causa legal por la que se deba proceder al cese del liquidador que además fue nombrado en Junta General
Al no existir un bloqueo en los mecanismos legales para efectuar la designación de liquidador, los socios deben celebrar junta general con dicho propósito, no siendo procedente nombrar a los apelantes sin conocer la opinión del resto de socios
Dado que concurre causa de disolución por paralización de los órganos sociales, procede declarar la misma y nombrar un liquidador por la Junta
Corresponde a los socios nombrar al liquidador conforme al art 229 del Código de comercio
Nulidad del acuerdo de disolución y del nombramiento de liquidador, por la nulidad de las cuentas anuales aprobadas en una misma junta que actuó como causa de la disolución
Como el acuerdo de disolución de la mercantil no se encuentra inscrito y el nombramiento de los liquidadores que consta es mancomunado, no procede la separación del cargo de uno de los liquidadores
No puede inscribirse el nombramiento de nuevo liquidador por la Junta general, hasta que no se resuelva el expediente con audiencia de los liquidadores que fueron nombrados previamente por el RM ex art 380 y 389 LSC
El liquidador ejerce su cargo indefinidamente hasta culminar en plazo la liquidación y es inscribible el acuerdo de nombrar tres liquidadores señalando un año para la liquidación, pues no fija la duración de sus cargos
Nombramiento por Juez
Relaciones conflictivas que derivan en solicitud de disolución de sociedad. El nombramiento de uno de los socios como liquidador lo único que haría es prolongar durante el proceso de liquidación todos los problemas y conflictos. Se designa un perito
Procede el nombramiento de liquidador por insaculación judicial y no convertir a los administradores en liquidadores para no trasladar el bloqueo social a la liquidación
Carece de legitimación ad processum para comparecer en juicio la persona jurídica que lo hace a través de su administrador cesado en el cargo al estar la sociedad en liquidación y hay nombrado liquidador, siendo este el que tiene que comparecer
Para evitar dilaciones resulta razonable que sea el juzgado quien nombre a un liquidador ajeno a las partes, siendo en este caso la solución acudir a la lista del juzgado
Dada la situación de bloqueo de la sociedad, por enfrentamiento entre sus socios con la consiguiente imposibilidad de conseguir el fin social, procede declarar la disolución judicial, debiendo nombrar el juez un liquidador
El enfrentamiento entre los dos bloques de socios es de tal entidad que resulta imposible la adopción de acuerdos, al representar ambos el 50% de la sociedad, motivo por el cual procede disolver la sociedad y que el juzgado nombre liquidador
El bloqueo que presenta la sociedad no puede considerarse temporal, ya que la sociedad lleva sin celebrar junta general desde hace más de 7 años, siendo procedente decretar la disolución social y nombrar un liquidador judicial
Ante una situación de patente enfrentamiento entre los socios se encuentra justificado que, de no existir acuerdo, se proceda al nombramiento judicial de liquidador
No se acepta la medida cautelar solicitada de designar un liquidador judicial, ya que hay dos liquidadores mancomunados que pueden llevar a cabo la liquidación correctamente
Ante la ausencia de órgano de administración concurre causa legal para decretar la disolución judicial de la sociedad, debiendo designarse judicialmente un liquidador
Habiendo acordado los socios la disolución de la sociedad, procede acordar judicialmente el nombramiento de un liquidador distinto al acordado en Junta y ajeno a la sociedad
Se acuerda la disolución de la sociedad y se nombra un liquidador
Previsión estatutaria
El nombramiento por el juez, de los liquidadores de una sociedad en disolución, es posible en contra de las previsiones estatutarias, por inactividad del administrador único al no convocar la junta general, si así lo pide, al menos el 50% de socios
A pesar de existir previsión estatutaria sobre el nombramiento de liquidador, procede nombrar liquidador al administrador social junto con un perito, que actuarán en conjunto, a fin de no trasladar la paralización social a la fase de liquidación
Acordada la disolución no procede el nombramiento de liquidadores en la resolución judicial cuando en los estatutos dispone que será acordado por la junta general
En base a la conversión automática del cargo de administrador en liquidador, constando ya inscrito el acuerdo de disolución, es posible inscribir la aceptación del cargo del liquidador sin que conste el acuerdo de la junta de ese nombramiento
Retribución
El cargo de liquidador nombrado judicialmente será retribuido y a falta de previsión estatutaria será conforme a lo previsto para síndico de la quiebra en el código de comercio, sin perjuicio de poder reclamar por otros servicios ajenos al cargo
Es válido el acuerdo social adoptado de remuneración del liquidador basado en otro anterior que contenía la modificación de los estatutos sociales en cuanto a la figura del liquidador, recogiendo que será cargo remunerado
Aunque se impugne acuerdo inexistente, no se adoptó por el voto de quien no debió votar, el socio liquidador, se analizará la impugnación de sus honorarios por excesivos y no lo son pues justifica operaciones de liquidación y se los rebajó un 50%
El socio conoció el acuerdo de fijar una retribución para el liquidador de la sociedad desde el mismo día de su celebración, ya que estuvo presente en la junta, habiendo pasado más de un año, la acción de nulidad ejercitada se encuentra caducada

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido